jueves, octubre 19, 2006

¿AMOR ES LUCHA?




AMOR ES LUCHA

Hoy vengo cabalgando en uno de los caballos de las parcas, flacucho, puro hueso… Estoy con los anteojos de ver la verdad demasiado cruda. Siempre la veo así, a cada instante, pero en simultáneo, como si fueran las dos caras de un billete de mil euros –esto es un buen síntoma, me voy a contradecir, agregué una bromita- suelo cagarme de risa de ella, pero hoy no tengo los anteojos de ver el lado lindo. En los momentos más duros de mi vida, siempre mi enano inconsciente, me gritó de algún modo “No te entregues, carajo”, y a la corta o a la larga, siempre le hice caso. Lo momentos de dolor, que son infinitos, porque se reciclan, y atacan desde muchos frentes, desde atrás, donde uno cree que ya los dominó y es mentira, un sueño que tuve hoy me lo desmiente una vez más, desde adelante, ese futuro que nunca puedes saber si va a llegar y como, y desde el peor, el presente lúcido, que puede ver todos los lados del elefante, incluso conocer su pasado, su futuro y cada una de sus moléculas, al contrario de la parábola de los tres ciegos, que uno lo toca en el costado y piensa que es una pared, el otro agarra su cola y cree que es una soga, y el que agarra una pata, piensa que es un árbol. Y esta forma de ser, no la tengo desde que cometí el error de vivir tantos años, sino ya desde adolescente, 14 años, cuando mi padre, jugador empedernido, acertó la única jugada que debía acertar, y se murió. Ya estaba sin ninguna ficha. Desde entonces me dediqué a vaticinar todo lo que podía ocurrir en la vida y a acertarlo. No fue el placer lo que me llevó a eso, fue el dolor, ese fabricante de lucidez, eso que tenemos pegado a la piel, pero por dentro, y a veces creemos que no existe.
Casi todos ustedes, los que se cartean conmigo, son muy jóvenes, y sobre todo las niñas, se creen que el único verdadero problema de la vida, es encontrar al niñito ese de los rizos dorados, con alitas, y en pelotas, con un arco y flechas de plomo y de oro, para que las fleche, junto a un HOMBRE de verdad, con mayúsculas. Y se les puede dar. Y los nenes, también pueden ser ese HOMBRE que ellas esperan, y eso les va a gustar, lo llevamos en el ADN.. Pero todo eso depende de dos palabras que riman… PACIENCIA, la madre de INTELIGENCIA. Lo aprendí en los video juegos… Hay una milésima de segundo exacta, para apretar el comando. Ahora a ustedes les queda aprender cuando es ese instante. Y si se quieren divertir, escriban un unos buenos comentarios sobre los dibujos que muestro, son sobre el amor.
Bueno, escribir eso, me levantó el animo… soy rápido para todo, para caerme y para levantarme, aunque siempre uno se levanta con algo de barro, y alguna cicatriz. No lean esto, se los prevengo, no es divertido, ni siquiera inteligente, apenas una queja de bandoneón arrabalero y atrorrante. Pero soy malo y lo digo al final…
Amén y amen, esto último duele –el dolor se siente con las mismas terminales nerviosas que las caricias -pero tiene sus delicias, como dijo Masoch.

10 Comments:

Blogger eggy said...

Todo es lucha; a veces me pregunto si la lucha cansará, me refiero en forma definitiva, si la posibilidad de bajar los brazos y dejarse garchar por la realidad está latente o si solo se trata de momentos de pesimismo superables. Por ahora es lo segundo, pero te confieso que hay veces que me parece que se va a dar lo primero. Supongo que canalizar el dolor y hacer de él una creación (artística, laboral, ociosa, lo que sea, el tema es sacar algo de eso) es una buena herramienta para no caer nioqueados definitivamente.
Sobre los dibujos, ¿qué te voy a contar? Lo unico que me sale es JUAAAAAA JAJAJAJAJAJAJAAJJAAJJA AGHHHUIUH (uy, me atoré, dejá de publicar estas cosas que me vas a matar)
Saludos.

6:29 a. m.  
Blogger marie.y.su.mambo said...

Ahora que no entiendo porque se me desmoralizo...Y es verdad que las niñas creemos que con un amor alegraríamos nuestra vida, a veces es así...No se si quiero un principe, me conformo con alguien que me valore, pero no existe todavía...Alcanzaré mi felicidad, el día que cambie de trabajo (que estoy en marcha para ello), el día que me sienta realizada profesionalmente, y el día que un Hombre con mayusculas, me valore, me quiera, y quiera caminar a mi lado por esta vida...Tengo serios problemas para darle bola al indicado. Y es porque estoy muy loca, y siempre me gusta el que me maltrata, y no es broma, es la pura verdad...Tengo esa patologica forma de buscar y empecinarme en el que no me valora...Y se que soy linda, e inteligente, y lo digo modestamente...Y también se, de quien me tengo que alejar, pero ese Icc mio (por llamarlo de una manera) se empecina, y se aferra a lo que sabe que me va a doler...Ay, tantos años de terapia, tan clara mi locura, y falta esa ultima vuelta de tuerca para cambiar de lugar, del lugar que yo me dejo poner, en definitiva el lugar en el que me pongo...Besos

6:31 a. m.  
Blogger SG said...

Querido Cilencio:Muchas veces nos aferramos a algo o a alguien. No esta mal, pero tratemos de no hacerlo indispensable para nuestra vida. Y si lo hacemos pensemos que también hay personas que nos quieren.

Muchas veces nos despreciamos, nos miramos al espejo y nos insultamos

No lo hagamos pues Dios nos hizo hizo así y no lo vas a poder cambiar.

Pensemos que "el cuerpo es la parte visible del alma que lo habita".

Nunca debemos guíarnos por las apariencias, ellas engañan.

Muchas veces nos desilusionamos. Si todo lo que esperamos o pensamos se nos cumple, ¿donde estarían las sorpresas?.

Muchas veces nos traicionan los amigos. Y ahí aparecen los verdaderos amigos que nos consuelan.

Recién ahí nos damos cuenta si estamos yendo por el buen camino.

Por todos esos motivos no bajes los brazos nunca. Por todo eso vive la vida al máximo, diviértete. hasta pronto. Silvi

11:15 a. m.  
Blogger Bettina Perroni said...

Es terrible eso de idealizar... esa lección la la aprendí. Suerte que mi vida no la basé en la búsqueda del amor... tuve suerte, me dediqué a otras cosas y entonces por milagro el amor llegó solito, con un bonche de defectos y virtudes... que sin ellas ahora no sabría como fuera mi vida.

eso del dolor, dolor, dolor... ufff... coraje, coraje, coraje... pasa... todo pasa, hasta la ciruela pasa ;)

Buen fin de semana

1:12 p. m.  
Blogger Marga said...

Yo tengo una enana parecida a la tuya, ella me dice..." ey, nena, sobrevive que pá eso estamos aqui" y ahí andamos, la una y la otra...

Besossss de vaticinadora, siempre acierta y no sabe lo que es peor, le gustaría no hacerlo... jeje.

Besosssss de quijote (flacucho y puro hueso)

3:13 p. m.  
Blogger Hippie girl said...

En este ultimo tiempito aprendí que lo que parece terrible y nos lastima hasta hacernos sangrar el alma se pasa...un día te levantas y te sentis mejor..más viva, más entera, ya no sangras tanto..y entonces empezas a vivir.
Es cierto que la mayoría de nosotras vamos por la vida buscando a ESE hombre...y que tal vez no sea lo mejor a que avocarse..pero creo que está en nuestra naturaleza (tal vez maternal) el darle amor a a alguien..no se .. capaz digo puras boludeces..pero es lo que me sale en este momento...Besos
Paz y amor
y que no decaiga...

3:18 p. m.  
Blogger toti spi said...

No te pongas tan serio Cilencio. Hacelo con humor. deci lo mismo con humor, que nosotros los jovatos lo sabemos hacer.

4:29 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

eggy, la vida es lucha, pero eso es lindo... cuando tuve la primera hepatitis, con 4 meses en el hospital, sabiendo que me iba a morir, hacía chistes sobre todo y sobre todo el mundo, al mismo tiempo estaba hecho mierda... y cuando me morí, seguí jodiendo, y más aun cuando aparecí en el cielo, que era como mi casa... lo del cielo es genial, es igual a la tierra, los mismos excrementos, y las mismas flores. Es más me siguieron dejando vivir con alguien igual a Betty, a mi hijo Ale y Tomás y Orión, mis perros. Nunca aflojes, pendejo... va un abrazo en Cilencio.

Marie bonita, te voy a decir un secreto, soy casi humano, tengo problemas, miedos, angustias existenciales, broncas, desalientos, y por suerte, también todo lo contrario, y hablando de ti, es lógico, las nenas siempre se enamoran de los chicos malos, les parecen más varoniles, más duros, y los buenos tipos, les parecen blanditos, y lo son. Es un problema largo de explicar, pero tú eres psicóloga, seguro que sabes que los tipos malos, tienen más posibilidades de tener hijos que los buenos, siendo machos alfa. Son más exitosos evolutivamente. Y tu progesterona te lleva de la nariz a ellos. Y seguro que sabes, que los machos alfa tienen más hijos, pero los abandonan, en su búsqueda desesperada de hacer más hijos, impulsados por su testosterona… si lo deseas, piénsalo, y no me digas -No quiero un tipo flojito a mi lado –siempre te queda la posibilidad de divertirte con un duro, si el otro no se entera. Claro que es loco lo que te estoy diciendo, pero la vida es absurda, creo que nadie la va a comprender nunca, como no se comprende el infinito del espacio. Son ambos del mismo paquete de ignorancias humanas.
Igual que a Eggy, no aflojes nunca, pendeja.

Sg, alias Silvina, lindo lo tuyo… nunca aflojé, pero tuve cada porrazo… vivir es difícil, pero posible. Y por el dios de los agnósticos, quiérete mucho, eres un hecho único en la historia del universo conocido, que no se va a repetir jamás, no lo desaproveches, que no hay más vidas, como en los videojuegos. Y sí, somos esclavos de nuestro cuerpo, y es de esclavo inteligente, sacarle el máximo provecho posible a nuestro amo. Y de conformarse con lo que hemos logrado.

Bettina Perroni, bien lo que dices, hay que amar lo que se tiene, sin idealizar ni dejarse adorar. Es incómodo jugar de Dios. Tiene uno que portarse bien, no equivocarse, una porquería… Ni Dios lo hace…

Marga, la de las rodillas cultas, cuando te atrape un problema, acuérdate de que se va a terminar uno de los dos, él o tú… Entonces trata de reírte, aunque es difícil reír y llorar al mimo tiempo. Yo lo hice en el velorio de mi madre, lo conté, si no me equivoco.

Hippie divina, lo del instinto maternal es verdad… Eso y el síndrome la Cenicienta de mierda… los nenes no buscamos a una mujer, ambicionamos a una puta, a una mamá, a una amiga, a una hija, a una cocinera, a una sirvienta, a una novia, a una que nos acepte las pelotudeces infinitas que tenemos, a una secretaria… no es fácil, ser todas esas féminas juntas. Por eso las solemos buscar de una en una.

Niñas, las amo, y va un gran beso para cada una, en Cilencio.

Toti, no puedo hacer todo con humor, por ejemplo, cuando voy al baño, y me siento en el trono, no suelo reírme ni hacer chistes. Y ahí leo las cosas serias, ahora estoy leyendo a Sarmiento, por consejo de mi amigo Borges, que me lo debía, es muy bueno. Debo reconocer que el 98 por ciento de mi cultura, se lo debo a mi recto.
Toti, regálame otro libro como aquél que me obsequiaste.
Va un abrazo en Cilencio.

7:13 p. m.  
Blogger javier gb said...

ah ,en el popular veía y leía yo tus viñetas...

8:49 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

javier, yo no tengo la culpa de que leas porquerías... no vengas a quejarte, porque además no era yo, era mi alter ego , el quique, uno que se crió en Villa Luro.
Te dejo un abrazo en Cilencio.

10:36 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II