jueves, julio 21, 2011

CASO RARO DE AMOR ENTRE DIFERENTES...

¿QUÉ ES EL AMOR?
¿El amor es nada más que química? Eso se preguntan los científicos, psicólogos, psiquiatras, y los sexólogos.
Los enamorados no se preguntan un coño, se enamoran como camellos en celo, se acuestan y luego si lo averiguan, mejor y si no quien les quita lo gozado.
Está ya muy comprobado, que el amor a primera vista, es a primer olor…y depende de las mujeres… ¡Cuando no siendo la principal fuerza motora del mundo! Sí, se enamoran sin saberlo de un fluido que perciben con unos receptores que tienen en sus naricitas respingadas, de un macho que tenga el olor que hace juego con ellas. Es un simple juego de tuerca, atraída por un tornillo. Por eso conviene no bañarse, muchachos…porque bañados, pierden el fluido que los hará tener a sus pies, a la dama indicada, no a la histérica esa que los abandonó la semana, justo cuando se habían enamorado ustedes… Pero todo esto, ellas no lo saben… y después está lo de si es lindo, alto, y el tamaño…. Del auto, claro… y millonario o famoso… pero todo esto es más que nada cultural… lo importante es lo químico, como le pasó a mi primo Raúl. Se alucinó con mi prima segunda Anastasia, … pero si bien la química funcionó con ellos, había algunas diferencias que los separaban, como los meteorismos (flato), separan a una pareja a solas en un ascensor. A ella le pusieron Anastasia, porque cuando nació, parecía una princesita rusa…Cuando creció, parecía toda Rusia. Pero las diferencias de tamaño, no eran lo único… estaba la cultura… primo Raúl, era un poeta muy sutil, de cantarle al amor desesperado, de crear amores imposibles en el papel, y de hacer llorar a sus protagonistas océanos de sangre y sudor… y en realidad, eran autobiográficos… y ella en verdad, amaba más a la heladera y al televisor para mirar telenovelas, que a él. Raúl no conseguía novia, ni en sueños… y no porque no tuviera valores. Era inteligente, culto, tenía un buen empleo, muy varonil. Petiso, sí, pero de agallas, sobre todo con las damas. Pero, siempre hay un pero, se enamoraba siempre de la dama equivocada. Y sobre todo porque idealizaba demasiado. Cuando Anastasia lo atropelló, porque lo pisó bailando suelto en un boliche, pero no le pisó un pié, en la oscuridad, lo pisó como 2 minutos, todo un tema, sin darse cuenta… Anastasia creía que habían alfombrado el boliche. Primo Raúl no decía nada, ni gritaba, porque estaba logrando un orgasmo como nunca… porque los mejores, los había logrado orándole a San Onán Bendito, el santo de los enamorados solitarios. que siempre les da una mano, por lo general la derecha, Y el único de los santos que protegen a los enamorados solitarios, que jamás les falla. Y lograrlo un orgasmo con una rubia de piel muy blanca, no era cosa de depreciar por unas lesiones más o menos…Cuando ella se dio cuenta de que primo Raúl no era alfombra, lo levantó, le sintió el olor, y sus progesteronas, gritaron:
-¡Es tu hombre soñado! -Ahí mismo, se lo puso en el corpiño, y lo llevó al hospital Vélez Sarfield, que quedaba cerca del boliche, para que le hagan los primeros auxilios. Porque parecía que él no respiraba, pero era que estaba al final de sus orgasmos, eso que los franceses llaman la petit mort, la pequeña muerte. Claro, la sangre y los moretones impresionaban, cuando en la guardia del hospital, lo sacó del corpiño, y lo puso en una camilla, el haber estado entre sus hipersenos, le había provocado más orgasmos… El medico de guardia, muy jovencito, pobre, no entendía nada… no podía diagnosticar nada, sobre todo el porque de sus gemidos… Se limitó a curarle las heridas, y se lo dio a prima segunda Anastasia. Ella no sabía que hacer con él, porque todo vendado, daba como miedo ponérselo en el corpiño de nuevo, así que tomó un taxi, y se lo llevó a la casa, dentro de una bolsa de plástico que le dieron. Porque Raúl no hablaba… El pobre estaba tan agotado, que le llevó tres días volver a tener orgasmos… sí, porque Anastasia no lo quería dejar solo cuando salí a hacer las compras, lo volvía a poner en el corpiño… ya le estaba gustando mucho…funcionaba la química que hablábamos al principio…Me lo imagino, porque pocos deben haber estado en una cordillera de dos montañas, cálidas, blandas y con olor a feromonas femeninas… no es para despreciar…Y al principio, ni bien él se puso bien, el romance era más que tórrido… Dormía con ella, mejor dicho en ella… en el corpiño… ella hasta una almohadita le puso, para que a la noche estuviera más cómodo…
Pero el drama tenía que comenzar. Y tuvo principio, cuando Anastasia lo quiso presentar a los padres… era judía… y el padre rabino, de los híper ortodoxos… cuando supo que Raúl era cristiano, no quería saber nada… ante los ruegos de Anastasia, consintió en que si se circuncidaba, podía ser… Cualquiera que hubiera visto al rabino corriendo a primo Raúl para que el encargado de la circuncisión pudiera hacer lo suyo, se hubiera creído que estaba viendo una película del Correcaminos… pero lo atraparon y lo circuncidaron nomás. Mejor dicho, lo atrapó prima segunda, medio lo acorraló, y lo atontó de un pechazo… Tenga en cuenta, que un pechazo de ella, le pega a cualquiera en todo el cuerpo…y más a Raúl, que era chiquito… La cosa funcionó mucho tiempo… fue un casamiento medio como incestuoso, al menos así pensaba la gente, cuando los veían juntos… todos creían que él era el hijito de ella. Por eso primo se tuvo que dejar el bigote, para que la gente no pensara mal… Claro, Raúl la amaba mucho más a ella, que ella a él… porque para amarla a ella, se necesitaba mucho esfuerzo… sobre todo en la cama… y ella, mientras tuviera a la heladera llena, y la TV, se conformaba con un poquito… y fueron felices mucho tiempo. Ellos son otros de mi familia, a quienes les perdí el rastro…me contaron que fueron de segunda luna de miel a Amsterdam, y allí los contrató un club nocturno, de la zona roja, para realizar en vivo el acto sexual más impresionante de Europa y que ganaban fortunas… y si fuera así, no tiene nada de malo, porque son casados, salvo el detalle de que lo hacían en público, pero eso no es pecado, que yo sepa. Al menos no figura así ni en la Biblia, el Corán, ni en el Torá.
Es bueno que la gente se quiera, por encima de los prejuicios, y encima uno del otro… y que gracias a su amor, puedan vivir en abundancia…Y por abundancia, primo Raúl no se podría quejar… Anastasia se podría suponer que sí, pero es autosuficiente, tiene sus propias abundancias… no hay que ser tan ambiciosos… ellos son muy inteligentes… saben que eso de la felicidad es para muy pocos privilegiados, que hacen suyo el genial lema yoga: Para tener todo, no hay que desear nada. Y primo Raúl tenía todo… Prima segunda Anastasia, apenas casi nada…
Un beso en Cilencio y amen mucho...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II