jueves, diciembre 27, 2007

PAPÁ HOLA...

PAPÁ, HOLA...

Te quiero...

Nunca nos llegamos a decir estas dos palabritas gigantescas...
Y estoy seguro de que nos queríamos...
Puede ser que eran otras épocas... El oficio de padre era distinto... Se era “padre”, no “papá”... A vos seguro que tu padre, tampoco te dijo eso, ni se lo has dicho...
Te tuviste que ir de tu casa a los 17 años, porque él te pegaba con el cinturón, con parte de la habilla... sé que tu madre, mi abuela Filomena, era muy fría... Todo esto me lo contó mamá... nosotros no charlábamos... No te enseñaron a expresar el amor...
Cuando te tocó irte, mis muy maduros 14 años -sí, era ya muy maduro, el dolor, es como el fuego, madura, mejor dicho, quema etapas – no quiso comprender que habías sido un hombre en agonía. Una muy larga, que duró 12 años. Te llevó el tabaco... Y no te lamentaba... Ni te pensaba... Negación total... Pero yo lo sabía, y me lo negaba... Lo acepté, ya hombre grande, en la mitad de la vida...
Me dejaste una gran herencia... El valor de ser íntegro, la valentía, la pureza, casi infantil... el amor a los libros, y muchos libros... Nada más, pero ya fue bastamnte...
Te recuerdo con tu genial inteligencia, la intelectual, nunca la emocional... Eras un genial artista, músico, cantante y sin darte cuenta, genial pintor, de repente, a los 40... Un eterno adolescente, que fumaste todo el humo del mundo, y te jugaste todo el dinero que ganabas, por tus invencibles adicciones...
Nos queríamos, de eso estoy seguro. Pero nunca nos dijimos “te quiero”... Que boludos... ya es tarde para lamentos... al menos los tuyos... Los míos están íntegros... Me robaron las pocas fotos que tenía de vos... no el recuerdo de tu voz, ni de tu rostro, ni de tu pierna amputada en un accidente...
Que cagada... Recién te dije "te quiero", el año pasado, en un sueño, y te di un beso en la calva... Eras vos, pero no era tu cara, ni tu calva... se lo dije a otro señor, que te reemplazó, como si fuera un actor... pero yo supe que eras vos... Demasiado tarde...
Tampoco te lloré el día que te tocó irte... No pude hacerlo, aunque lo desee... Nunca más lloré por nada, ni por nadie... Eso volvió mucho después, en un ejercicio de memoria emotiva, estudiando teatro... Entonces lloré todo lo que tenía acumulado en los ojos, y me impedía verte... y verme a tu lado...
Ahora gozo mi llanto, como debió ser siempre, cuando duele algo... Es más, pasé a ser un llorón de mierda... Puedo llorar por cualquier hecho que me emocione... Sé que voy a llorar en algún momento por estar escribiéndote esto...
Ya lo estoy haciendo...
Papá, te quiero... como agnóstico, creo y descreo en muchas cosas... Pero dudo demasiado de eso que muchos denominan “alma”. Por eso no escribí esto para vos... lo hice para mí...
Chau viejo... te quiero... y te quise antes... chau...
Te quiero...

12 Comments:

Blogger 10000 Smiley Faces said...

www.10000smileyfaces.com

LOS PRIMEROS 100 SON GRATIS

Hola, mi nombre es Ezequiel y te invito a formar parte de la comunidad de las “10000 Caras Sonrientes". Allí podrás hacer un link a tu blog y aumentar la cantidad de visitas. Nuestro objetivo es crear un medio de promocion de blogs y páginas personales porque pensamos que hay mucha gente que tiene algo que decirle al mundo entero.
LOS PRIMEROS 100 SON GRATIS

1:03 p. m.  
Blogger EL HIPPIE VIEJO said...

MAESTRO
ME HA EMOCIONADO!!!
ES TREMENDO EL RELATO
PEGA DONDE DUELE "DENDEVERAS"

TAMBIÈN
NUNCA LE DIJE AL VIEJO ESAS DOS GIGANTESCAS PALABRAS.
ERAN OTROS TIEMPOS
EL VIEJO NO ERA PAPÀ...
NO HACE MUCHO LO PERDÌ
Y ME SENTÌ HUÈRFANO, SI, PENSABA QUE LE PASABA SOLO A LOS PEQUEÑOS, PERO NO...CON MIS AÑOS ME PASÒ.

AMIGO
LO ABRAZO FUERTE Y
EN SILENCIO.

FELICIDADES!!!

ADAL

10:42 p. m.  
Blogger bailaorapi said...

Entré a este rincón a reírme de buena gana, y terminé con los ojos nublados, pero con una amplia sonrisa... y entre sonrisa y risa sólo hay un son de diferencia, por lo que me doy por satisfecha.
Qué lindo lo que has escrito. Con mi papá la relación ha sido difícil, pero de vez en cuando le lanzo un "te quiero"... le doy la espalda, pero percibo en el silencio cómo estira el brazo y lo alcanza. Lo mismo hago yo con los suyos.

Un abrazo muy fuerte desde Chile,
Api

10:43 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

hippie viejo, te quiero doble...
un gran abrazo en Cilencio.

2:55 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

bailaorapi querida, ya te dije..."querida". y va un gigantesco beso tan trasandino como tu beso, en Cilencio.

2:57 p. m.  
Blogger Máximo Ballester said...

Cómo me cagaste!!!
Vine a reirme y me diste vuelta el juego. Bien hecho!!! Me lo merezco por llorón de mierda yo también al fin y al cabo.
Sí, maestro, me emocionaste y estoy sorprendido hasta las tripas. Y qué bueno que me pase eso y más bueno es que le hayas dedicado este pedazo de post a tu viejo.

Te abrazo(pero claro: si yo vine a abrazarte después de tanto tiempo, así que si te pego mis mocos en tu camisa la culpa es tuya, toda tuya)

lo mejor para vos en el 2008, mucha felicidad para vos y para los tuyos. Que se cumplan los deseos más buenos de tu corazón.

Un abrazo en silencio y con mocos de llanto.

9:48 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

máximo ballester, los mocos producidos por la emoción sana, limpian, al menos a los gusanos de las emociones no expresadas.
un beso en Cilencio, y feliz 2008

3:53 p. m.  
Anonymous PIRO said...

di con tu blog x un comentario de una peli de Fellini q hiciste, muy interesante todo lo q escribis... me encanta tu punto de vista sobre la religion jeje, salu2

12:14 a. m.  
Blogger MARBOT said...

Leí esto mientras se hacía la salsita para los ravioles, pero la cebolla ya la había picado hace un rato e igual estoy lagrimeando che. Muy lindo lo que escribió, maestro. Muy lindo. Feliz 2008 y felices brindis. Un gran abrazo.

6:39 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

piro, gracias, uno hace todo para manifestarse, dar algo de lo que recibió, y de puro egoista, para que lo quieran. gracias por el afecto.
un abrazo en Cilencio. y feliz 2008

7:31 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Marbot, un lloriquiante abrazo en Cilencio, y buen provecho con los ravioles, plato simbólico para mi, porque me los cocinaba mi mamá para mis cumpleaños.feliz 2008

7:33 a. m.  
Anonymous Mariel M said...

Decítelo a vos mismo.
Tu papá, siempre lo supo...
Te mando mi cariño. Mariel M.

3:08 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II