jueves, julio 05, 2007

LOS PECADOS CAPITALES


LA LUJURIA

Yo, el peor de todos. ¿Quién peca más, quien peca por pecar, o quien peca por pensar?
John Kennedy, se hizo traer unas 2.000 mujeres a su despacho, desde que era gobernador, hasta que llegó a Presidente, incluida Marilín Monroe. El Rey Faruk, de Egipto, cuando fue destronado por Nasser, se llevó 300 esposas, concubinas y esclavas a USA, en su avión privado, dejando igual cantidad en su país.
¡Pobres dos criaturitas de jardín de infantes, salita rosa...!
Yo salgo a caminar por las calles de mi barrio, Flores, en Buenos Aires, y en dos horas, amé, fácil, a cien mujeres.
Pero nada ingenuo, lo mío es pasión, amor, arrebato, frenesí, locura, excitación, volcán, delirio, lujuria, aventura, ternura, sexo desenfrenado por ambas partes. Incluso a veces ahí mismo, en el momento, ante la vista de todos.
Y luego lo más lindo del amor sexual puro, el vuelo hacia un nuevo horizonte, dejando atrás los celos, los miedos, las suegras, las cuñadas, los conflictos por el dinero y el poder... No hay amor más mágico que aquél al cual no pudimos llegar a la explosión final, pero la vivimos antes, en la víspera, imaginándola perfecta, magistral.
¿Quién dice que fuimos arrojados del Edén...? Si el Paraíso está dentro de nosotros. Solo hay que saber verlo con los ojos de la imaginación. Y luego, con los del sueño. Así, adiós enfermedades, muerte, tragedias, separaciones, mentiras y menos que nada, quizá lo peor... aburrimientos. ¿Quien leería su libro predilecto, tres o cuatro veces por semana, durante toda su vida?
¿O su filme erótico y romántico de cabecera...? Nadie que estuviera en su sano juicio. Y si lo estuviera, llegaría el fatídico momento en que diría: -¿Que estoy haciendo con esto, cuando la vida es tan incalculable en su brevedad, y yo solo estoy creando una fotocopia de otra fotocopia, y así hasta el infinito?
No pregunte porqué las parejas se son infieles, ni la causa de sus guerras, ni de sus separaciones... Solo calcule las infinitas posibilidades mágicas de amor lleno de deleite furioso que da la vida, y piense cuantos romances podrán vivir, si se lo proponen. Claro, ya me va a salir a decir que la vida no da tantas posibilidades, que es brevísima, como yo dije. Y que no todos los seres que pudiéramos desear poseerlos, serán nuestros, tan solo con la varita mágica de nuestro antojo. ¿Y si les dijera que sí, que es posible?
¿Cuándo usted sueña, a la noche, dormido, en su cama, acaso todo no es real, el tacto, el sonido, los colores y los calores? ¿Y cuando usted le rinde culto a San Onán Bendito, no lo hace dirigiendo sus ruegos a alguien en especial? ¿Incluso a algunos alguienes especiales al mismo tiempo?
Y no me diga que no lo disfruta bien. No le estoy proponiendo orarle al maravilloso San Onán Bendito, sino a la santa de los fieles imaginativos, a Santa Imaginación Bendita. Y le juro que no es pecado.... en el peor de los casos, si usted es demasiado religioso, y cree en eso de “no desear la mujer del prójimo”, donde se incluye al el hombre de la prójima, con arrepentirse, incluso sin necesidad de confesarse ante un sacerdote, eso queda excluido de su “debe” para entrar al Cielo. Si es que existe, claro. Aunque a mí me enseñaron que nunca deja para mañana lo que pueda imaginar hoy... En realidad Era “hacer”, pero yo lo cambié, ya desde niñito....
Y volviendo a mí, no crea que elijo a los seres más inefables que pasan a mi lado, a esas criaturas femeninas, que son como flores al principio del verano, abiertas a cualquier picaflor que desee libar su mágico néctar. No... En todas encuentro, y todas tienen, algún rasgo único, y eso es lo que adoro, con mis manos, mi boca, y mi... bueno, mi... usted sabe... Bueno, estoy exagerando... lo que me deslumbra es la actitud, esa de buscar el amor que por lo general nunca vieron, salvo en fantasías como Romeo y Julieta. Porque y por desgracia, hay mujeres, en edad de merecer, que no se merecen nada. Y no incluyo en esta lista a las ancianitas, porque ya las montañita de años que acumularon sobre sus espaldas, hace que ellas mismas pongan la libido en un profundo rincón de su armario más lejano, y la dejen allí abandonada. Pero ojo, que lo tienen, lo tienen, aunque no lo usen. Es como ese último vestido de fiesta, que ya no se lo pondrán jamás, pero con el que bailaron con alguien que las hizo volar por los cielos inacabables, del erotismo idealizado, y lo guardan solo para verlo muy de cuando en cuando. Y tampoco vuelo con aquellas que más se les nota su vocación para sargento primero, o general, que para amante de nada o nadie.
Y aunque quizá no me lo crea, no hago hincapié en las adolescentitas, porque más que algunas son muy bellas y atractivas. Pero nunca me terminaron de entusiasmar, porque siento que con ellas, llegar a ganar una batalla, no es llegar a la gloria de conquistar un imperio. No tienen ellas, puntos de comparación, para saber degustar los placeres indecibles que pueden llegar alguien a hacerles conocer. Son como los niños, que solo saben gustar la comida de McDonald’s... insulsas papas fritas blandas, una hamburguesa y una Coca Cola... nada de entender la comida francesa, o las pastas italianas al dente... y todo rociado por champagne Pommery brut.
Y no es que yo brinde siempre esos manjares... Aunque alguna vez, algo cociné como para chuparse los dedos... Al menos es mi opinión... O las palabras de quien me engañó... eso forma parte de mi sueño fantástico, indecible.
Pero estábamos hablando de soñar despierto... ¿O ya se olvidó de mis paseos por la callecitas de mi querido Flores?
Y le voy a decir una verdad, pero que quede entre nosotros dos... Sigo amando a mi Betty, mi compañera de tranvía de todo el viaje.
Y esto no es imaginación... por suerte... Aunque sí con ella, tengo cuñadas, cuñados, peleas, furias y miedos, y todo eso agridulce que es querer a alguien, que te quiere.
Porque si no, solo es masoquismo...
Amén y amen.

9 Comments:

Blogger A moonclad reflection said...

Pensar q yo solo quiero una, una buenito y bonita...nada mas...siempre es un placer leerlo, Cilencio...ud no tiene idea de cuanto aprendo y admiro lo q escribe...escondiendo su sabiduria aun en su humor...gracias

7:56 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

chicos, ando enfermucho, se me vino una toxina maldita, que me dejó en cama y sin ganas de nada, ni abro la máquina, así que disculpen la quietud en todo sentido.
y a moonclad, gracias, pero p8ienso que exageras un poco. Y tú tiene los tuyo también.
va un beso y un abrazo para todos, en Cilencio.

9:11 a. m.  
Blogger Mariela said...

cómo sigues silencio????

un beso escandaloso y la verdad que la lujuria no daña si se sabe llevar!

9:24 a. m.  
Blogger A moonclad reflection said...

No, Cilencio...se q tengo mis cosas...pero las aceptare el dia q tenga eso q busco..mientras tanto aprendo...y ud es uno de mis destinatarios favoritos...espero q se mejore pronto...piense q mejor q sea toxina y no una enfermedad venerea, vio? le dejo un abrazo

10:45 a. m.  
Blogger peyote said...

Lo toxico es una telaraña de enredos, pero bueno con la lujuria del escaso humano que nos queda, tendremos que aprender de ella.

Mi buen amigo, esperamos que recupere pronto, la salud.

Salud!

12:25 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

mariela, que cambiada estás, como muy sexi... aunque algto más grande en edad, ¿o me equivoco?
Gracias por el beso escandaloso... ojalá no fuera virtual. y verdad, la lujuria no daña si lo usan... tú sabes que cosas...
va un beso en Cilencio, preciosa.

12:46 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

recuperé rápido mi salud... en relidad la toxina me provocó una gastroenteritis terrible de 3 dias... o sea diarrea... una mierda, bah... y se me pasó como por arte de magia hoy.
gracias por los buenois deseos, y un beso a todos en Cilencio.

12:49 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

peyote querido... gracias, y espero que tus cosas enden bien. Va un gran abrazo en Cilencio.

12:50 p. m.  
Blogger Silvia Macario said...

Cilencio: Paso por tu blog desde dolor de web. Clickeé en los links uno que me llamó la atención porque era un nombre vagamente conocido: Cilencio no se calla...
Pensé y dije: A este lo tengo! Es Cilencio de YR!!! Es posible?
Bueno.... no se si la respuesta es SI o NO, pero lo que leí de tu blog me ha encantado.
Este post en particular, me identifica mucho con una experiencia que... EJEMMMM, aplico en estos momentos.
Cuando digas SI o NO (sos el de YR), pasaré a decirte quien soy en ese antro, jaja.
Por ahora, salgo cruda: con mi nombre y apellido de verdad.
Me encantó.
Saludos.

5:52 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II