domingo, octubre 03, 2010

UN POQUITO DE FILOSOFIA POSITIVA, QUE NOS HACE FALTA A TODOS




TODO ES UNA CUESTIÓN MENTAL

Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te animas, no te animarás.
Si deseas vencer, pero piensas no poder vencer, es casi seguro que no vencerás.
Si piensas que perderás, ya estás perdido, pues afuera en el mundo encontraremos que el
éxito empieza con la voluntad de las personas.
Todo es una cuestión mental.
Si piensas que estás superado, lo estás.
Tienes que pensar alto, para ascender.
Tienes que tener confianza en ti mismo, antes que puedas ganar un premio.
Las luchas de la vida no siempre favorecen a quienes son más fuertes o veloces.
Sino que tarde o temprano, quien triunfa es la persona que piensa que PUEDE.

PIU AVANTI

No te des por vencido, ni aun vencido.
No te sientas esclavo, ni aun esclavo.
Trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido, que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo.
No la cobarde intrepidez del pavo, que amaina sus plumas al primer ruido.
Procede como Dios, que nunca llora; o como Lucifer,
que nunca reza; o como el robledal,
cuya grandeza necesita del agua y no la implora.
¡Qué muerda y vocifere vengadora, ya rodando en el polvo, tu cabeza!
Pedro B. Palacios- Almafuerte.
SI
Si puedes conservar la cabeza, cuando todos a tu alrededor la pierden, y te cubren de reproches...
Si puedes tener fe en ti mismo cuando duden de ti los demás hombres, y ser indulgente para su duda...
Si puedes esperar y no sentirte cansado por la espera. Si puedes, siendo blanco de falsedades, no caer en la mentira, y si eres odiado, no caer en el odio, sin que te creas por eso ni demasiado bueno ni demasiado cuerdo...
Si puedes soñar, sin que los sueños imperiosamente te dominen...
Si puedes pensar sin que los pensamientos sean tu único objeto...
Si puedes encararte con el triunfo y el desastre, y tratas de la misma manera a esos dos impostores...
Si puedes que la verdad por ti expuesta, la veas retorcida por los pícaros, para convertirla en lazo para los tontos...
O contemplar que las cosas a las que diste tu vida se han deshecho...
Y agacharte a construirlas de nuevo, aunque sea con gastados instrumentos...
Si eres capaz de juntar en un solo haz, todos tus triunfos y arriesgarlos a cara o cruz enana sola vuelta, y si perdieras, empezar de nuevo como cuando empezaste, y nunca más exhales una palabra sobre la pérdida sufrida...
Si puedes obligar a tu corazón, tus fibras y tus nervios a que te obedezcan después de haber desfallecido, y que así se mantengan, hasta que en ti no haya otra cosa que la voluntad gritando: -¡Persistid, es la orden!
Si puedes hablar con multitudes y conservar tu virtud, o alternar con reyes y no perder tus comunes rasgos...
Si nadie, ni enemigos ni amantes amigos pueden causarte daño...
Si todos los hombres pueden contar contigo, pero ninguno demasiado...
Si eres capaz de llenar el minuto inexorable de la distancia final, tuya será la Tierra y cuanto ella contenga...
Y lo que más vale, ¡serás un hombre, hijo mío!
Rudyar Kipling. Poeta inglés. Texto dirigido a su hijo, pero le cabría también a una hija.


TUS PRÓXIMAS DOCE HORAS.

Por lo menos me propongo vivir no más que este día, y para este día, y no empeñarme en resolver problemas de mi vida entera. En doce horas puedo hacer que me aterraría si supiera que debiera continuar haciéndolo toda mi vida.
Por lo menos hoy me propongo ejercitar mi sentido moral de tres maneras: haré bien a alguien sin que nadie lo sepa; haré por lo menos dos cosas que no me gusta hacer, a fin de fortalecer mi fuerza de voluntad; y si alguien me ofende no me daré por enterado.
Recordaré también que nadie me puede ofender... yo me puedo dar por ofendida.
Por lo menos hoy me propongo ser feliz dando por sentado que la mayor parte de nosotros somos tan felices, como nos proponemos serlo.
Por lo menos hoy me propongo fortalecer mis propiedades mentales.
Aprenderá algo útil y leeré algo queme exija esfuerzo, que me haga pensar y reconcentrarme.
Por lo menos hoy me propongo adaptarme a las cosas, y no empeñarme en que las cosas se adapten a mis deseos.
Por lo menos hoy, me propongo presentar el mejor aspecto que pueda, vestir debidamente, hablar en tono moderado, portarme cortésmente, no criticar a nadie y no tratar de mejorar ni regular la conducta de nadie, con excepción de la mía.
Por lo menos hoy me propongo tener un programa para el día. Quizá no lo siga exactamente, pero lo tendré.
Por lo menos hoy evitaré dos males comunes, la precipitación y la vacilación.
Por lo menos hoy me propongo pasar media hora sola. Durante ese lapso, trataré de lograr una mejor perspectiva de mi vida.
Por lo menos hoy me propongo no tener miedo. En particular no temeré gozar de lo que es bello, ni temeré creer que tanto como yo le dé al mundo, él me dará a mí


Si no puedes ser pino en la cima de una colina,
Se maleza en el valle...
Pero se maleza junto al torrente...
Se arbusto si no puedes ser árbol...
Si no puedes ser camino real, se atajo...
Si no puedes ser el Sol, se estrella...
No vencerás por tu rol, sino por ser lo mejor de lo que seas.
Kahil Gibrán
SI YO CAMBIARA

Si yo cambiara la manera de pensar hacia los otros, los comprendería.
Si yo encontrara lo positivo en todos, con que alegría me comunicaría con ellos.
Si yo cambiara mi manera de actuar ante los demás, quizá los haría felices.
Si yo aceptara a todos como son, sufriría menos.
Si yo deseara siempre el bienestar de los demás, sería más feliz.
Si yo criticara menos y amase más, cuantos amigos ganaría.
Si yo comprendiera plenamente mis errores y defectos, cuanto mejoraría mi hogar y mi ambiente.
Si yo cambiara los ídolos falsos, como poder, dinero, sexo, definitivamente por amor, comenzaría la civilización de la inteligencia.
Si yo deseara cambiar al mundo, lo cambiaría, cambiando yo.
No alcanza con que al leer estas líneas, digas: -¡Que bueno, que bien está! Sólo si intentas cambiar, podrás hacer un mundo
mejor.

Reírse es arriesgarse a parecer tonto.
Llorar es arriesgarse a parecer sentimental.
Ponerse al alcance de otro, es arriesgarse quedar implicado.
Exponer los sentimientos es arriesgarse a exponer el verdadero yo.
Plantear las ideas y los sueños a los demás, es arriesgarse a perderlos.
Amar es arriesgarse a no ser amado a su vez.
Vivir es arriesgarse a morir.
Tener esperanzas es arriesgarse a sentirse luego desesperado.
Intentar algo es arriesgarse al fracaso.
Pero uno tiene que correr riesgos, porque el mayor riesgo en la vida es no arriesgar a nada.
Quién no arriesga nada no hace nada, no tiene nada, no es nada.
Puede evitar el sufrimiento y la pena, pero no podrá aprender, sentir, cambiar, crecer, amar vivir.
Encadenada a sus actitudes, es esclavo, ha perdido el derecho a su libertad.
Sólo la persona que se arriesga es libre.

ESPERO QUE AHORA SEAN INTELIGENTES EN LO EMOCIONAL... YO NUNCA LO LOGRÉ, CARAJO...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II