viernes, septiembre 03, 2010

¿SI CREES QUE ERES EL ARTÍFICE DE TU VIDA, LEE ESTO, Y LO DISCUTIMOS...



LA FOTO DE ARRIBA ES LA DE UN HOMBRE FELIZ, NO TIENE NADA... SALVO CARENCIAS ABSOLUTAS...

ESTA ES MI VERSIÓN DEL MAL DENOMINADO DESTINO...
unos científicos dijeron que el hombre más feliz del mundo, es un monje budista, recluido en una habitación, sin ninguna clase de actividad, en la más absoluta pobreza, viviendo cerca del Dalai Lama…
esto opino yo… las circunstancias de la vida, son tantas, casi infinitas e inmanejables, en su totalidad aleatorias, casuales y causales, segundo a segundo... nos tocan como las gotas de lluvia o los rayos de sol... no las podemos manejar todas, solo a veces un puñadito de ellas…
incluye a la herencia genética, la cultural, el país, la época, la gente que nos rodea, aún aislados en el desierto, o en una cueva submarina... siguiendo ese ejemplo de este hombre, mucho más feliz es la ostra, y llegando a extremos aún mayores, la felicidad es estar muerto.
como homo sapiens, tenemos una sola función, como todo ser vivo, vegetal o animal, reproducirnos para pasar nuestros genes en la próxima generación, todo lo demás es invento cultural, y me temo que la felicidad, una palabra tan falsa y subjetiva como belleza, no existe, porque si creemos haberla logrado, ahora tememos perderla, y como dijo Descartes, el hombre es un animal enfermo de muerte, es el único animal que sabe que va a morir, y eso nos compaña en nuestro inconsciente tanto, que moldea nuestro carácter y no lleva a accionar previéndolo, y tratando de amortiguar sus efectos, cuando no al suicidio, directo o indirecto, como fumar de modo desmedido, o no cuidar nuestra salud, o forjando una muy falsa inmortalidad, mediante las religiones, cumpliendo sus preceptos a rajatablas, hacer templos o pirámides, en nuestro honor, escribiendo libros, pintando cuadros, siendo guerrilleros, popes religiosos, presidentes, multimillonarios, reyes, o conquistando imperios.
No somos lo que creemos ser, porque forjamos cada uno de nuestros ítems, sino porque ellos nos forjaron. Y como de ilusiones se vive, lo hacemos en un Matrix perfecto, lleno de mentiras, drogas, lujos, bienes innecesarios, viviendo en películas, libros y otras miles de fantasías, y adornado de rosa, todo lo que tenemos delante, aunque esté podrido. A nadie ese le miente y engaña tanto como a uno mismo, para hacer perfecta nuestra vida, mejor dicho lo que creemos que debería serlo.
ahora, ya que no creo en la felicidad perfecta, prefiero usar mi vida, en hacer algo por mi entorno, para que este planetita, sea algo mejor del que recibí, aunque me duela todo, prefiero irme habiendo luchado por eso, que quedarme encerrado, buscando la comodidad mortuoria.... creo en la gloria de la acción positiva...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II