miércoles, enero 17, 2007

DIOS AMA A PRIMO FEDERICO

SONRIE, DIOS TE AMA

Primo Federico, tomó los hábitos, ahora es monja… dije “monja”, no cura… y sí, ya sé que es hombre, no soy idiota… La historia es complicada… Siempre tuvo una vocación religiosa absoluta. Ya de niño, tomaba todos los domingos la comunión. Se confesaba pero no tenía nada que confesar, porque era más bueno que un bebé recién nacido, más aun, porque ni siquiera hacía sus necesidades en los pañales, desde el primer día, pedía, y lo llevaban al inodoro. Era un superdotado…Hablaba al año, y leía de corrido a los dos. Su libro de cabecera, por supuesto, la Biblia.
Para no defraudar el confesor, decía alguna mentira chiquita, como que había pecado por gula. Pero pronto se dio cuenta de que mentir al cura, era malo, aunque fuera una mentira piadosa, y entonces comenzó a comer mucho, para no mentir… ese fue el comienzo del fin… era muy ingenuo, y como sabía leer desde los dos años, siempre le creía a los carteles. Sobre todo a los que había en las iglesias…Y “Sonríe, Dios te ama”, era su favorito… de ahí la sonrisa idiota que se le pegó en la cara, para cumplir con eso, para él, mandato de Dios. Eso le trajo graves problemas, por ejemplo cuando iba a un velorio, él seguía con su sonrisa, dando el pésame…por eso solo perdió varios dientes. Comer para pecar de gula, le trajo en poco tiempo, un sobrepeso terrible… llegó a pesar 200 kilos. Eso sumado a que era más bien bajo, que tenía pocos dientes y no se mataba los piojos, porque quería imitar a San Francisco de Asís, lo llevó a ser muy rechazado por todos. Sobre todo por las mujeres. Para colmo de males, su lívido era tan grande como su cuerpo. Era todo lívido. Pero su acendrada religiosidad, le impedía rogarle a San Onán Bendito, y por supuesto, de damas de las calles, ni hablar…eso era pecado, y no lo hubiera hecho ni muerto. Y como era muy virgen, con todos sus defectos físicos, imaginen la excitación sexual que tenía el pobre. Él sabía que si no se casaba, nunca tendría “conocimiento carnal” con ninguna mujer. Porque de novias, ni hablar, ni en sueños… Bueno, sí, en sueños sí, pero no quiero volver con eso de las sábanas de cartón, que son una constante en mi familia… Ahora estamos en tratos para poner una fábrica de cartón, en cooperativa, entre todos los varones. Su gordura, sus piojos y la falta de dientes, le impedían conseguir trabajo. El padre pronto lo echó de la casa. Le dijo: –O te bañas y te matas los piojos y las pulgas, o te vas… -porque tampoco se bañaba, para no matar a los hongos y bacterias que tenemos todos en la piel. Ganó su espíritu religioso. Ya en la calle, no le quedó más remedio que pedir limosna. Pero con lo gordo que estaba, nadie le daba nada, porque él pedía para comer, y no le creían, pensaban que era para emborracharse o drogarse.
Las hamburgueserías fueron su salvación. Todo lo que tiran al final del día se lo suelen regalar a los pobres, y ese era su alimento. Dormía bajo los puentes. Y su lívido seguía creciendo… venía acumulando lívido día a día. Ya eran 400 kilos de lívido, el doble de su peso… Si bien era muy puro, algo ingenuo, ya lo dije, era un superdotado, en lo intelectual. Su problema base era su religiosidad. Hasta que un día, revolviendo tachos de basura, para encontrar algo que le sirviera, encontró un libro de Federico Nietzsche, “El anticristo”. Allí el filósofo le pega muy duro al cristianismo… Y primo Federico, por primera vez, comenzó a dudar, de su hasta ahora inquebrantable fe. Nietzsche afirma que el cristianismo es la religión de los débiles, de los perdedores. Y como su lívido, que seguía creciendo con cada latido, le dijo: -Y sí, somos súper perdedores… si seguimos así nosotros no debutamos ni en el año del apocalípsis –porque tenía una lívido bastante desprejuiciada, y poco creyente… Y comenzaron a discutir…:-O cambias, adelgazas, te bañas y matas a los piojos y alimañas que te devoran, y te transformas en un hombre como los demás, o yo me muero de angustia –le decía su lívido. y él trataba de suavizar las cosas, de congeniar… Le decía que no era para tanto, que Dios lo amaba, que por eso sonreía. Pero como siempre digo, cuando hay dudas, no hay dudas… Resultado, comenzó a pensar que su lívido tenía más razón que él, y comenzó a planear, junto a ella, una estrategia para no romper sus convicciones religiosas, pero encontrando una salida, para que ella fuera feliz, porque ya las dudas se habían infiltrado en su alma y eran las dueñas de la situación. Pensó, pensó… dudó… tuvo increíbles crisis de fe y de lívido, hasta que ideó un plan… -casarse conmigo, ninguna mujer normal, al menos en el corto plazo…Si me hago cura, muerto soy, ya deberé ser para siempre virgen… no podría ir contra mis convicciones, aprovechado el poder intelectual y emocional que tienen los sacerdotes sobre su feligresía femenina…pero hay una salida… si soy violado por mujeres, dejaré de ser virgen, y no sería culpa mía… y se hizo monja… le fue fácil, gordo como estaba, no se le notaban los genitales, sus pectorales parecían pechos femeninos, y sus nalgas eran dignas de una cocinera gorda. Lampiño como era, y teniendo la voz aflautada, no le costó nada, ir a un convento y decir que deseaba ingresar. No conozco bien los pormenores, y hace tiempo que no tengo muchas noticias de él, salvo que había recibido los hábitos. Su congregación no era la de las más pías… Espero que haya tenido suerte… Quienes lo vieron, cuentan que adelgazó, que se había convertido en un buen mozo, que se puso implantes dentales, que sigue sonriendo, más que nunca y que opinaba que Dios lo amaba como jamás lo había hecho… Ojalá tenga siempre una sonrisa muy grande, digna de un aviso de Palmolive… Se lo merece, es tan buen hombre…
Amén y amen.

15 Comments:

Blogger Bettina Perroni said...

Jajaja, la historia de tu primo Federico me recuerda a la de Pancho Lopez...

Nació en Chihuahua en novecientos seis
en un petate bajo un ciprés,
a los dos años ya hablaba inglés,
mató a dos hombres a la edad de tres.
Pancho, Pancho López,
chiquito, pero matón.
A los cuatro años sabía montar,
la carabina sabía pulsar,
a treinta yardas lo vi apagar
un ojo a un piojo y sin apuntar.
Pancho, Pancho López.
valiente como un león.
A los cinco años sabía cantar,
tocar guitarra y hasta bailar;
y su papá lo dejaba fumar
y se emborrachaba con puro mezcal.
Pancho, Pancho López
a la cárcel fue a parar.
A los seis años se enamoró,
luego a los siete, pues se casó,
lo que tenia que pasar pasó,
a los ocho años papá resultó.
Pancho, Pancho López.
se fue a la revolución.
Aqui la historia se terminó
porque a los nueve Pancho murió,
y el consejo de la historia es:
no vivas la vida con tanta rapidez.
Pancho, Pancho López,
viviste como un ciclón,
Pancho, Pancho López
viviste como un ciclón.

Asi que a tu primo le fue mejor ;)

Besitos,

9:49 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

bettina, gracias por esto de pancho lopez, yo lo había exscuchado de muchacho y lo recordaba muy a medias, es genaial. va un beso apurado, para ti, en Cilencio

10:35 a. m.  
Blogger palabras con ningun sentido said...

Cilencio, en verdad que no pude mantener el silencio mientras leía la historia de tu primo y llegando al final me perdí un poco porque recordé un chiste muy soez que escuche hace untiempo en televisión sobre una hermanitas de caridad y unas velas.
Por suerte que tu primo no fue enviado al Äfrica porque allí todos sabemos lo que los voceros del anticristo dicen que los curas hacen a las monjitas.
Un fuerte abrazo (entre risotadas)

12:31 p. m.  
Blogger SG said...

Cilencio,Cilencio, tenes una manera de llegar a mi que me estremece, pareciera que me pariste, el otro dia con tu post de los amores imposibles y hoy con este y lo haces de la forma que mas me gusta el humor jajajaja, tendre que leer a nietzsche,hasta la proxima. silvi

12:42 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

palabras con ningún sentido, gracias, y ya le voy a tratar de hacer saber a mi primo que no se deje enviar a Africa... el es muy inteligente, y sabrá como evitarlo. Un beso agradecido, en nombre de primo Federico. en Cilencio.

1:27 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

sg, alias silvina, gracias... y te juro por el dios de los agnósticos, que no soy tu madre...
va mi mejor beso casto, en Cilencio... pero no me tengas de masiada confianza.

1:30 p. m.  
Blogger Gitana said...

sera que esta pasandola tan bien que por eso adelgazo? o sera que lo tienen a puro pan y agua? no se, igual peca de vanidad por arreglarse los dientes...
decis que ahora se ve buen mozo? que salga del convento pa ver si es cierto!

2:24 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

gitanilla fogosa, aprende a leeer bajo el agua... si primo Federico se arregló los dientes, pecado grande no es, con arrepentise en la confesión, ya queda exculpado... y por algo lo hizo, no por comer pan... espero no equivocarme, pero ganó la pelea su lívido... si lo veo, le doy tu dirección de blog...
Va un beso en Cilencio.

3:58 p. m.  
Blogger Fabricante_de_mentiras said...

Pasando a saludarte, cilencio.

6:08 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

fabricante de mentiras, gracias por el saludo, es mágico que nos saludemos desde miles de kilómetros, y desde 2 culturas distintas... pero tenemomocosas en común, los autores de algunos libros. va un abrazo latinoamericano, en Cilencio.

6:38 p. m.  
Blogger Ferípula said...

He visto "Federicos"....

Viste lo del Negro Fontanarrosa y Crist??? Me pareció bárbaro....los conocés en persona? Una "asociación" pulenta!


Muá!

2:51 a. m.  
Blogger Máximo Ballester said...

Tu primo me hizo acordar al que se hacia el mudo en el Decameron de Pasolini. Eso de las sabanas de carton es muy bueno. Que mejor apresto.

A vos te dejo un abrazo. A tu primo ni la espalda.

7:20 a. m.  
Blogger SG said...

cILENCIO, cILENCIO, AVECES CREO QUE ME CONOCES MAS DE LO QUE ME PUDO CONOCER LA QUE ME PARIO, LOGRAS IDENTIFICARME EN TODOS TUS POST Y DESDRAMATIZARLO A TRAVES DE TU HUMOR, LO MISMO SENTI CUANDO ESCRIBISTE SOBRE AMORES MASOQUISTAS,VOY A HACER LO MISMO QUE TU PRIMO LEER NIESZCHE JAJAJAJAJA, BESOS, HASTA LA PROXIMA. SILVI

7:32 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

ferípula, gracias por hablar... sí, he compartido redacciones y viajes a los festivales de humor con crist y fontanarrosa... de crist tengo una caricatura mia que le regalé a Marcelo Niño...
Y a tí te regalo un beso en Cilencio, que peor debe ser nada, pero no estoy seguro.

7:36 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

máximo ballester, te equivocas, mi primo tenía lívido, pero muy de macho... recibí informes hoy mismo... ¿por que crees que sonrie más que nunca, y dice que dios lo ama más que nunca...? si lo ves, no le temas...
va un abrazo en Cilencio.

7:39 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II