martes, noviembre 28, 2006

TIO EUGENIO ERA MÚSICO

TIO EUGENIO ERA MÚSICO

Y si ven la foto, se darán cuenta de porqué digo “era músico”…. era violinista, y ese maldito día, quiso probar con la tuba. Fue por una podrida apuesta.
– Te apuesto cien mil euros, que no das la nota más alta posible, -le dijo tío Miguel.
-A qué sí, coño –contestó tío Eugenio. Y la dio. Debut y despedida. El pulmón lo donaron para un transplante, pero una enfermera se lo dio al gato del hospital, creyendo que era bofe común. Honesto tío Miguel, le depositó un cheque en el ataúd, pagando la apuesta, justo cuando cerraban el cajón, tratando de que no lo viera tía Sara, para que luego no tratara de cobrarlo. Tocaba lindo tío Eugenio… por eso tía Sara se había casado con él. Ella era sorda, pero cuando tío Eugenio la tocaba, ella vibraba mejor que un stradivarius. Se mandaba unos gemidos, que varias veces confundieron a los bomberos voluntarios del pueblo. Los pobres salían corriendo para el cuartel, y allí se daban cuenta de la falsa alarma. Y eso que la estancia de tía Sara quedaba a varios kilómetros de distancia del pueblo. Eso la hizo muy famoza en la zona. A veces hacían un duo… ella dale con la flauta, que ríanse de Mónica Lewinsky y Bill Clinton. Allí el que aullaba era tío Eugenio. Y como siempre el dueto era de noche, se comenzó a creer que en la estancia había un lobisón. La gente de campo, es muy supersticiosa… y un día, se pusieron de acuerdo cuatro vecinos, para venir a matar al lobisón, que aullaba no solo en las noches de luna llenas, sino casi todos las noches, en la estancia de tía Sara. Suponían que era un peligro para las ovejas. Fue terrible… en la oscuridad, mataron como a tres ovejeros alemanes, un zorrino, catorce ovejas negras,a quince peones que eran muy peludos y al Rosendo, el mayordomo. Al Rosendo, no por ser sospechoso de lobisonez, sino porque le debían plata de la última partida de póquer, donde el pobre hombre era muy afortunado. Afortunado en el juego, porque en el amor… Su mujer, la Rosita, era muy reputada, inclusive en los pueblos vecinos… Quienes no la habían “conocido”, en el sentido bíblico, ipso facto eran tachados de homosexuales, o peor, de impotentes. Porque los gay, al menos eran muy queridos en la zona. Era región muy desolada, de ovejas. Y todos saben por que muchos campesinos aman a algunas de sus ovejas. Y un buen homosexual, era mucho más atractivo que la mayoría de las ovejas. En cambio un impotente, no sirve para nada. Quizá lo más duro del campo, es la soledad, el aburrimiento y la falta de mujeres… Si usted vivió en el campo lo sabe… Ah, le contaba de tío Eugenio, que tocaba bien el violín…como lo extrañó tía Sara… ya sus dúos de violín y flauta, quedaron en el olvido. En adelante, solo se dedicó a solos de flauta…Los vecinos del pueblo, muy solidarios ellos, le prestaban sus flautas… Fue la concertista más famosa, en muchas leguas a la redonda. Y eso, que como le dije, que era sorda… Otra que Beethoven…

3 Comments:

Blogger A moonclad reflection said...

Hola, Cilencio.
Hablando de Roma...jejeje...publique mi faceta musical en mi blog...la caliad es pesima...pero al menos queria que ahi estuviera para aquellos que desean conocerla...excelente post....me vino al pelo...saludos

6:08 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

a moonclad, sos bueno con música, es agradable a mi oido, pero es esto tan subjetivo, que da asco...a mí me gusta las melodía, y si es posible la clásica romántica, y la barroca, y todo lo que sea rock y pop, lo acepto, por algo tantos lo aman, igual que el jaz, pero no me llega en la emoción. y seggís escribiendo bien, tenés oficio, ya quizá demasiado para esta época de la, la la lala... polifacético, va otro abrazo en Cilencio.

6:37 p. m.  
Blogger Máximo Ballester said...

Por Dios que familia!

Me he reido, no para largar los pulmomes, pero casi casi.


El dibujo esta barbaro.

Te mando un fuerte abrazo.

3:01 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II