sábado, agosto 26, 2006

PÉSIMAS NOTICIAS... SOBREVIVO...


Gracias a la ciencia de la salud actual, ocurren hechos luctuosos para la humanidad, como la explosión demográfica en los países del séptimo mundo... Dirán que se dice del tercer mundo, pero es del séptimo, porque todo el mundo sabe que al siete se lo relaciona con la parte posterior del cuerpo humano, para ser más preciso, con la parte baja de la espalda, esa que está entre las nalgas, y para ser más preciso aun, la zona carnosa que rodea al ano... Bueno, todos los países mal llamados del tercer mundo, son en realidad países del mundo culo.
Ahora esa misma ciencia de la salud, consigue que tipos execrables como yo, sobrevivan a un simple resfrío, y sigan haciendo y diciendo pavadas... Estoy casi bien, pero no pierdan las esperanzas... Y para redondear esto, les muestro una foto de mi primo Alberto cuando quiso ser pintor, y dedicarse al desnudo femenino. Consiguió que mi prima Josefina pose para él, pero el cuadro nunca fue terminado... Dirán que Alberto no se ve, pero si se fijan bien, verán sus ropas por el suelo... Tampoco se la ve a Josefina... Pasa que la cámara oculta, no llegaba al dormitorio.Pero lo de ellos fué un romance tipo rayo... Duró lo que dura un rayo... Mi primo Alberto luego debió consultar a un especialista en disfunciones sexuales... Tiene una vida dura... Lo único que tiene duro.... Pobre Alberto...

7 Comments:

Blogger Dilaca said...

Yo decía que pertenezco al décimo mundo. Pero, tus cesudas elucubraciones me han obligado a repensar la definición.
La fiebre ya cedió? O el post es su producto?

8:18 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Dilaca querida, la fiebre cedió... Nada es fácil para los pobres microbios, incluso para lo genios de la mutación genética, como los virus del resfrío. Y debes reconocer que tengo razones más valederas que las tuyas, para afirmar sin asomo de duda, que pretenecemos al séptimo mundo.
Te dejo un beso en Cilencio.

8:27 p. m.  
Blogger eggy said...

Cada vez que te leo, tengo la hermosa sensasión de que el que está escribiendo soy yo, porque comparto todo lo que decís sin cambiarle una sola coma. Cuando veo tus "fotos" (como te gusta llamarlas, porque más que eso son arte) me río, me enojo, me emociono.
Ahora, con el tema de los títulos de tus posts ya no estoy tan de acuerdo, porque resulta que lo que para vos son pésimas noticias, para mí son buenas.
Celebro tu supervivencia, que viva la inmortalidad, que muera la muerte.
Nos vemos en el próximo velorio, siempre y cuando no sea el de alguno de nosotros...
Hasta entonces, saludos.

10:24 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Eggy, luego de lo que me has dicho, no me queda más remedio que decirte -Te quiero. Es demasiado lindo encontrar quien te comprenda, o al menos crea comprenderte. En este blog, estoy haciendo lo que no pude hacer en mi vida profesional, que es decir lo que se me canta, sin que nadie me censure, y sin que nadie me impida llenar la heladera, echándome del trabajo.
Hablo tal cual lo hago con la gente que quiero mucho, porque sé que me quiere. Por supuesto, no son multitudes multudinarias llenas de gentes, como diría César Bruto. Es imposible tener un millón de amigos.
ahora viene lo malo, voy a deisntir contigo... si el velorio fuera el de alguno de nosotros, también nos veríamos, o al menos uno vería al otro.
chau, te mando un abrazo en Cilencio.

11:30 p. m.  
Blogger Máximo Ballester said...

Si, tambien de cuarta. Lo del septimo mundo me hizo acordar a los nueve infiernos de la Divina Comedia. Que hubiera dicho EL DANTE de nuestra Argentina? Que tu salud mejore.Un abrazo

8:22 a. m.  
Blogger Mauricio said...

Bueno,

Por el tema del resfriado ya estás mejorando!

Pero te dijo la verdad, creo que estabas con pereza de dibujar!

O no querias salir con tu Primo Alberto!

Bueno, sea lo que sea, me quedo contento que estás mejor,

Un abrazote!

6:25 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Máximo Ballester muchas gracias.

Mauricio, siempre tengo ganas de dibujar... es más, siempre que me siento en la mesa de dibujo, y agarro al lápiz y los pongo sobre la hoja, para hacer el primer boceto de lo que voy a dibujar, me viene un pensamiento recurrente... "esta es la felicidad, gracias Dios", digo, porque como agnóstico puro que soy, no creo en ninguna religión, pero, sí, en algo que no puedo entender, de un poder superior, que hasta ahora me permitió ser inmortal. pero ojo, tampoco sé si me escucha, es más, sospecho que no, que es como un árbol infinito, que arroja sus semillas, y luego se desprende de sus destinos... También gracias...

8:08 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II