martes, julio 14, 2009

EL MAL DENOMINADO SEXO ORAL, QUE ES BUCAL


El muy mal llamado "sexo oral", en realidad es sexo bucal. El oral es lo que disfrutó mi primo Alberto, cuando aprendió alpinismo de urgencia. Porque aunque no lo crean, la altura, con su consiguiente falta de oxígeno y el frío de esos sitios, no le impidió de sentir calor interior, ante la voz súperhipermegacálida e insinuante de la locutora que dejó el mensaje en el grabador... Mi primo Alberto es un tipo muy cálido... mejor diría caliente... para no decir "calentón insoportable", como le dicen sus compañeras de trabajo, cuando se le suele escapar la mano en alguna parte baja de las espaldas femeninas... A instancias mia, quiere abrir un templo religioso, que le rinda culto a su ídolo, sin dudas herético, San Onam. Considera que son tantos sus creyentes devotos, que es una verdadera herejía, que no tenga su templo sagrado. El problema que se le plantea, es como será la imagen del santo... Cuando habló del tema con algunos de los apóstoles que lo rodean, todos quisieron prestarse para dar sus rasgos al artista que lo deberá realizar... Yo le propuse usar este blog como medio de publicitar un remate, quién más dinero ofrezca, dará sus rasgos a la imágen, quizá sagrada, pero seguro muy venerada... Creo que va a ganar Bill Gates... Digo no sé... Pero si se ofrece, nadie le puede ganar, por el poderío económico del hombre más rico del globo. Y no creo que alguien tan ocupado en ganar dinero, sea en realidad un tipo muy bueno para satisfacer damas en una cama, o donde sea... Ahora si él gana, cuantos se van a quedar con una envidia furiosa, de que sea santo, quien más dinero posee. Si Alberto se le da lo del templo, va a tener mñás dinero que Bill... Con la cantidad de fieles que va a concentrar... Ojalá se le dé, pobre Alberto... Ah, buenas noticias para él, aun no se enteró de lo de Rosita, la que encontró en Palermo y lo hizo feliz, en realidad no se llama Rosita, ni Rosa... le dicen en el barrio, "Tres piernas"... no me pregunten la causa, son grandes e imagínenlo... Si se hace lo del templo, tengan confianza en mí, que les diré la dirección. San Onán es infalible, siempre nos da una mano cuando estamos muuuuyyyy solitarios...
Un beso en Cilencio, y amen y amén, aunque sea rogándole a San Onán... y ni siquiera hace falta usar preservativo, ni la píldora del día después.

2 Comments:

Blogger Mariela said...

beso silencioso!

2:03 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Mariela, gracias, y va un beso en Cilencio.

8:00 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II