martes, marzo 27, 2007

CREO EN TANTAS COSAS...


CREO EN TANTAS COSAS…

Creo en tantas cosas… pero por suerte o por desgracia, soy agnóstico… creo en todas las mentiras… en las que oigo o leo, en las que me dicen y en las que digo… pero siempre como agnóstico… Siempre sé que puede haber, un cerebro en donde eso sea verdad según su punto de vista...
-Atila era un buen hombre, igual que todos los guerreros conquistadores… -Si, puede ser, tal vez sean sólo un mandato del destino, para que el planeta no se infecte demasiado de homo sapiens sapiens. La física nos explica que todo tiende a ir al caos… Tal vez los conquistadores sean en un videojuego, en una súper computadora de lo que llamamos dioses, eso tan extraño, que utiliza a las galaxias, como los niños juegan creando castillitos de arena en las playas, que luego pisotean, o los olvidan y le dejan esa tarea al viento o a las olas, apenas un personaje que mata y mata enemigos y también mueren de los suyos.…
Creo en el amor, una de cuyas caras es la ilusión y otra el odio, esa extraña, absurda moneda de millones de fases, ese diamante frío y duro, que suele helar y luego cortar los corazones y algunos cuellos, para beber la sangre que manará, para calmar al sediento buscador de venganzas.
Creo en el placer… eso inasible, más que el aire enrarecido y pobre de la estratosfera, al cual tratamos de encerrar en una botella, para emborracharnos en él… pero es como nuestra imagen en el espejo, que sólo está, cuando lo miramos, y si le damos la espalda, o cerramos los ojos, desaparece. Desde niño, creí que si cierro los ojos, tal vez el mundo entero desaparece. Quedan sus ruidos, pero al menos se hace invisible como el alma… Y no lo tengo probado de que sea mentira, como cuando soñamos que soñamos y creemos que nos despertamos, pero es parte del sueño, y aun estamos soñando.
También creo en el alma… Como agnóstico, claro… Sería lindo tener una, y que mis seres queridos, tenga una, si es que vamos a pasar la eternidad en algún sitio, en un Universo infinito, aunque más no sea para charlar, ya que no tendremos cuerpo… ¿O tendremos otros? Porque este, ya no sirve, no creo que lo reciclen. ¿Y será igual a este?... Mmm… a la mayoría jamás le gustó demasiado su carcaza. ¿Habrá un servicio de cirugía estética para almas reencarnadas? Me parece poco probable, pero posible… todo lo posible es probable, pero a veces muy poco… Todas las religiones nos hablarían ad infinitum de eso, para entusiasmarnos, y nunca oí que lo pregonen… Sería una buena publicidad para atraer almas a su redil… Reencarnación, sí, ¿pero a que edad de nuestro cuerpo pasado…? ¿A los 2 años, una intermedia ideal, 25, 40, ó a los 89, si es que llegamos a tanto…?
Me imagino al jorobado de Notre Dame, Quasimodo, con sus formas espantosas volviendo a enamorarse de la gitanilla Esmeralda, y sufriendo horrores infernales, al no poder conquistarla… Sería una insufrible crueldad, incluso para ser nada más que un argumento de un libro de Víctor Hugo.
Creo en todas las religiones… No puede ser que todas sean falsas, alguna debe ser la verdadera… Sería para no creer en la inteligencia humana… Si hasta algunas de sus religiones, dicen que los homo sapiens sapiens, estamos hechos, a imagen y semejanza de Dios, eso intangible, inefable, absoluto, omnipotente, todo sabiduría y bondad absoluta... Sí, debe ser todopoderoso, como para crearse a si mismo, si no me equivoco demasiado, hazaña inconmensurable. Por supuesto, mucho mayor a crear el Universo, ya que no tenía antecedentes, ni experiencia, ni materiales, ni nadie que lo asesorara… ya el Universo le salió más fácil, ya había creado algo…ya tenía algo de oficio… Aunque a veces opino que así le salió…
También creo en las patrias, y sobre todo en los límites, en las fronteras… Estos permiten saber cuando uno va a una guerra, si está invadiendo, o siendo invadido, según de que lado de la frontera esté.
Si uno está invadiendo, siente que su patria es una maravilla de poderosa, llena de futuro y felicidad. todo lo contrario de cuando uno se siente invadido. Para eso también las banderas son muy útiles. Uno sabe cual es la bandera del enemigo y puede quemarla. Claro, ya dije que creo como los agnósticos… Quizá sea mejor que no haya patrias, límites y banderas… No habría necesidad de ir a invadir, ni de defenderse de los invasores, de odiar a nadie, ni quemarle la bandera… pero no estoy seguro de esto… Hay tanta gente que ama a su patria hasta morir y matar por ella… algo de razón deben de tener… Los humanos no somos idiotas… Si cientos de millones murieron y mataron en guerras, eso debe tal vez ser que está bien… Además esto se hace con el beneplácito, la bendición y el apoyo de sus dioses… Y los dioses no creo que se equivoquen, por algo son dioses… Así lo dicen sus supremos sacerdotes… Claro, parece que la mitad de los dioses, son unos perdedores, ya que la otra mitad de las deidadesles hacen ganar las guerras a sus soldados… Sobre todo cuando son más y están mejor armados, sobre todo ahora, cuando tienen mejor tecnología. Esto es muy posible, no conozco el ranking de los dioses, cuales están entre los top ten. Y tampoco sé si es un ranking retrospectivo, por orden de aparición como en el teatro, donde primero estarían los egipcios, los griegos, algunos pueblos de medio oriente, Atila, los romanos, y ahora Estados Unidos de América.
Y por supuesto que creo en los Reyes y en los grandes mandatarios… existen… Muchos dicen que por poder divino… pero también sé que muchos súbditos y ciudadanos, se lamentaron siempre de eso, hasta llegar a matarlos. Se ve que los dioses, no siempre están del lado de los Reyes.
Lo bueno de ser agnóstico, es creer en todo, pero no ser demasiado creyente, ni ingenuo, esto impide que se lo tome tanto a uno por tonto… Aunque nadie me felicita por mis creencias y sabiduría. Pero tampoco sé cuales son los márgenes para decidir si una persona es tonta o inteligente… son fronteras, a los cuales supongo imprecisas…
Creo en tantas cosas… Creí en que la cigüeña me trajo de París, en los Reyes Magos, en Santa Claus, en la guerra, como útil en ciertos casos… Claro, también siempre creí que morirse 55 millones de tipos, sin contar los heridos, y los traumatizados, en una guerra como la de 1938, por una idea, por un interés patriótico, o por un idealismo, es quizá algo demasiado exorbitante, digamos abusivo, por no decir estúpido, y no creo que ninguna persona sea estúpida… Si como dijimos, quizá estamos hechos a semejanza de Dios, tal vez, digo, debamos ser todos sabios como Dios… Y Él no debe ser demasiado tonto o cruel… bueno no sé… Son puntos de vista de un agnóstico… Y yo uso anteojos para ver de cerca y de lejos. Tan bien no debo ver…
Voy a seguir meditando en profundidad estos temas…Quizá encuentre la verdad, la única… Porque hasta ahora, leyendo mucho de historia, creo conocer unas 29.0459 millones, algunas más o menos, de verdades únicas… Voy a intentar idear algún programa de ordenador, que lo trate de aclarar… Al menos de un modo agnóstico.
Amén y amen.

7 Comments:

Blogger peyote said...

He leido, me perdi, y deje en claro que creer es perder, sin todo caso las palabras se quejan de ser.

todos los dioses, perdieron, quien gano...

saludos estimado amigo, y gracias por sus palabras, los romances saben bien, creo.

8:02 a. m.  
Blogger Marcelo Niño said...

es creer o boom, acabo de reventar.

8:05 a. m.  
Blogger Buitre Desahuciado said...

Amigo Cilencio, este ha sido, por mucho, el post de los tuyos que más me ha gustado.

9:38 a. m.  
Blogger Ishel said...

La veracidad de la verdad depende del punto de vista con el que se le mire. Subjetivamente yo creo en lo que me conviene.
Un beso otoñal

2:11 p. m.  
Blogger Mariela said...

Coincido con desahuciado en que este verdaderamente me encantó, me conquistó, me fascina amigo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

3:00 p. m.  
Blogger Perturbando Mentes said...

Yo tambien creo en muchas cosas... Creo principalmente en mi misma, porque si no lo hago yo no lo va a hacer nadie. Creo en el amor, porque es lo que le da sentido a la vida. Creo , lamentablemente, en algunas mentiras; ya sea por ingenuidad, por estupidez o porque simplemente quiero creer cosas inreales. Creo en tantas otras cosas...
Besosss Cilencio!!! Extrañaba leerte!!

5:36 p. m.  
Blogger diego said...

Bueno el post.

Yo también creí en Santa Claus... pero ahora soy ateo.

6:09 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II