domingo, octubre 09, 2011

MI CASA QUINTA ESTA LENA DE MAGIA.


MI CASA QUINTA.
Tengo una casa quinta muy bonita y grande. Hay  hadas madrinas, una bruja, mi consuegra, un unicornio rosa, varios gnomos, que los veo poco porque se esconden y solo salen de noche. Hay también un ogro, que falta de niños para alimentarse, me es muy útil, porque se come los insectos dañinos, como las hormigas, los mosquitos y las moscas, además de las cucarachas, los caracoles y las babosas que le comen los rosales a Betty, mi compañera de tranvía. A veces viene mi ángel de la guarda, que no lo veo, porque es invisible, como todos los ángeles. Pero debe ser muy haragán o muy poco eficaz, porque me pasan montones de cosas malas y se ve que no las puede evitar, o en realidad es malo, como creo que lo son todos los de su especie, porque si tienen todos uno, como se supone que debemos tener, para que nos proteja, no veo que a la humanidad la vaya muy bien. Por ejemplo, en las guerras ni se molestan en dar una mínima mano a nadie, como en los terremotos o los tsunamis. Ni hablemos de la gente muy pobre.
No quiero evitar de nombrar a Tomás y Orión, mis dos perros, un collie, y un ovejero alemán enorme, cruza con una bóxer, que tiene ojos amarillos, y a todos les da mucho miedo y no hay ladrón que se atreva a entrar. Uno entró una noche y Tomás, que lo entrené como perro guardián, lo acorraló arriba de un sauce, y tuvimos que traerlo a la casa, para que el tipo pudiera escapar. Los perros son como hijos, pero mejores. No te cuestionan nada, te aman de manera total y fiel, logran con eso que uno los ame de igual modo.
Hadas madrinas tengo varias, pero son muy histéricas, se pelean entre ellas para ver quien me hacen más  favores, y eso las lleva a boicotear los que me hacen las otras, y por lo tanto no recibo ningún favor. Ni siquiera una ayudita mínima. Bueno, es la competencia típica femenina, que se unen nada más que para atacar a una tercera, el viejo truco de Maquiavelo, para los príncipes y dictadores.
El unicornio rosa, aún no sé de qué género es, porque es cruza con una gata de angora, y tiene crines tan largas, que no se le ven los genitales. Lo de su color rosa, me hace sospechar que es femenino, pero no puedo asegurarlo, porque siempre supe que los unicornios son masculinos. En realidad es una plaga, porque solo se alimenta de flores, y no nos atrevemos a criticarlo, porque su cuerno en la frente, indicaría que es casado o casada, y le fue mal con la fidelidad de su pareja,  y eso lo pone de muy mal humor. Y ese cuerno, muy puntiagudo, es peligroso al máximo, y como todos los cuernos, los casados lo saben muy bien, ponen tan mal, que hasta se llega al asesinato y el suicidio. Lo bueno es que su bosta, ayuda a fertilizar todas las plantas y lo árboles. Hay que mirar siempre la leche, y no la mosca en la leche.
Los gnomos, visibles solo para los niños pequeños, pese a su invisibilidad, sé que están ahí, porque dejan muchas veces sus construcciones, como sus pequeñas casitas, que son hermosas y adornan toda la quinta. Claro, también son muy traviesos y bromistas, sobre todo con el ogro, que como no los puede ver, se tiene que aguantar las ganas de devorarlos. Porque sus bromas son bastantes pesadas, como pintarlo con miel cuando duerme, y dejar que las hormigas se le vayan encima, y lo pican, y para colmo luego tiene que bañarse para quitarse la miel, y como es muy sucio,  como corresponde a un ogro que se precie de serlo, eso hace que otros ogros de las quintas vecinas, se burlen de él, tratándolo de afeminado. Y juro que no lo es, viendo como mira a las mujeres jóvenes y no tan jóvenes, con un a lubricidad que le hace salir electricidad por todo el cuerpo, lo cual lo hace muy peligroso para todos, sobre todo para el unicornio rosa, ya le produjo varios golpes de electricidad. La primera vez hubo que llamar a una ambulancia, y no lo quisieron atender, por pensar que era una broma que yo había hecho, porque muy poca gente cree en los unicornios. Tampoco se pudo, por las mismas razones, anotar en una clínica prepaga, por lo cual tenemos mucho miedo de que se enferme o le pase un accidente, y se pueda llegar a morir. Se postuló a un sello cinematográfico, y no lo aceptaron, porque con la animación actual, en 3D, se pueden lograr cualquier monstruo o animal insólito, como un dragón, mucho mejor que con uno real. Eso, pobre lo frustra mucho, y llegó a tener ataques de pánico, por lo cual ni se atreve a salir a la calle, a dar un paseo. Y eso que sabemos que anda con ganas de tener pareja,  pero no hay caso. Cada vez se encierra más, y se esconde entre los arbustos grandes.
Como verá, tener seres maravillosos en mi quinta, tiene más efectos malos que buenos, pero debemos soportarlos, como se soportan las parejas sus defectos, por la ventaja de estar acompañados. Además no podría lograr que se vayan, son mucho más poderosos de lo que uno imagina, y no quiero ni imaginar al ogro, a los ángeles de la guarda, a los gnomos o a las hadas madrinas, tirando en contra nuestra, por venganza.
Otro día le sigo contando lo que ocurre en mi casa quinta, que juro es muy interesante, y por desgracia no puedo sacarle fotos a nadie, porque todos son muy tímidos, y no quieren mostrarse a los extraños, sin contar a los invisibles, como los ángeles de la guardia, que tienen prohibido  mostrarse, creo que por orden de Dios.
Un beso en Cilencio.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II