jueves, julio 23, 2009

CIENCIA PURA AL CUADRADO SOBRE AMOR


EL DE LA FOTO DE ARRIBA, ES MI PRIMO ALBERTO, EL ENAMORADIZO, EN SU ÚLTIMA EXPERIENCIA SEXUAl. LUEGO DE ESTA, SE HIZO MONJE DE RETIRO.

NO JODAMOS, ESTO ES CIENCIA PURA... APRENDAN.

¿CREES QUE PUEDES OLVIDAR UNA AMOR INSOPORTABLE, DIGO INOLVIDABLE, O SEA QUE LA OTRA PERSONA TE CAG... DIGO, TE DEJÓ, O SE FUE CON OTRA PERSONA?

Las 3 primeras funciones del cerebro, son olvidar, recordar y deformar.
1º, OLVIDAR de los 100.000 bits por segundo de información que recibimos, por los 5 sentidos, los que nuestro inconsciente supone no esencial, para lo que deseamos. Ej.: viendo el escote maravilloso de una señorita, no vemos la multitud que puede rodearla, ni los sonidos circundantes, sobre todo si queremos seducirla.
Lo cual decir “seducir” es muy idiota, porque jamás seducimos a ninguna mujer... Ellas nos eligen, nos marcan y nos atrapan en cuando pueden. En el informe Kinsey, de Vance Packard, se demuestra que en las universidades de USA, las mujeres se ponían de novias con infelices que ni sabían que ellas los habían seleccionado, 2 años antes de que ellos, pobres tontos, supieran que ella existía.
2º, ahora se procede a RECORDAR, lo que deseamos recordar, según nuestras apetencias, que siempre estarán tamizadas por las fallas que nuestro cerebro tiene, al decodificar la información, inclusive por gustos, talento, y sobre todo, pasiones. Yo entre miles de colores por la multitudinaria avenida Rivadavia, en Flores, en Buenos Aires, veo, lo que sea azul y rojo, sobre todo en listones verticales, similar a la camiseta de San Lorenzo, mi equipo de fútbol, del que soy fanático. Ni hablar de que puedo divisar una camiseta de verdad, a mil millas de distancia, incluso en la neblina más densa. Y las distancias en que mi cerebro puede divisar a una señorita o señora, muy pechugona y escotada, se miden en años luz
3º, ahora procede el enano maldito que tenemos en los sesos, denominado inconsciente, y lo es, es un gran pillo, por no decir bastante loquito y muchas veces degeneradito, en DEFORMAR los sucesos como mejor supone que nos van a convenir, por ejemplo cuando jugaba con mis amigos al fútbol, uno jamás veía los pequeños incidentes, que podían hacernos perder un gol, como un feroz codazo en los dientes.
Y ahora, hablando en teorías muy estudiadas, todo hecho muy importante, negativo, se tiende a negarlo, jamás a olvidarlo. Yo negué 20 años, el hospital donde murió mi padre, hasta que fue allí a morir mi madre. Si los recordamos, más los negativos, cuando nos sirven de experiencia, para problemas importantes, como cuando me asaltaron 3 veces, para aprovechar esa experiencia, y salir bien parado si se repite. Veo de eso, cada instante multiplicado desde mil ángulos, y en cámara lenta.
Y si el hecho es muy agradable, o al menos creemos o lo queremos creer nosotros, como nuestro debut sexual, lo recordamos también, pero ahora deformado, hermoseado, multiplicado por mil, perfumado, y con música de Mozart de fondo.
Es imposible olvidar hechos trascendentes, sí los intrascendentes, como los mil rostros que veo por la calle, caminando por mi barrio, Flores, y aquí incluyo a las mujeres muy hermosas, que desaparecen mezclados, aglutinados, en una espesa sopa de miles de rostros, nalgas y pechos llenos de escotes impredecibles, e inefables, porque pasan unas cien personas por cuadra. Creo que también deben pasar varones, pero jamás noté a alguno, sobre todo en verano, época de tops, minifaldas, escotes, y pantalones muy ajustados, de tiro corto, donde se asoma, el seno de las nalgas –seno quiere decir la parte hueca, digamos la hendidura-.
Y resumiendo, además la vida es demasiado corta para olvidar cosas importantes.
Y si lo que querés es olvidar un amor no lo suficientemente correspondido, al menos como vos querías, porque el otro, o la otra, se dio cuenta de que podía encontrar algo mejor, y cree que loencontró, buscá otro amor. Y así tendrás 2 amores para recordar, mientras duren, claro. Porque no hay amor más maravilloso, que el perdido... Ese siempre pudo haber llegado a esa perfección, que los amores presentes, jamás tienen. Los hombres roncamos y nos tiramos flatos, y las mujeres amaron a otros hombres, cosa que jamás soportaremos.
Y terminando, si te crees que sos dueño de tus acciones y tus pensamientos, estás más loco que Napoleón, que se creía Napoleón, o que Josefina, que se creía que era la mujer del corso.
y va un beso en Cilencio, y amen y amén.

2 Comments:

Blogger Mabel (por un mundo mejor) said...

Te digo que me gustó todo lo que escribiste... y es muy cierto lo que dijiste.. pero lo "más mejor" para mí, lo que me gustó muuuuuucho, fue lo de los listones Azules y Rojos... (mis perritos tienen abriguitos con esos colores y estando en España mi marido, también del Ciclón, me regaló un termo con la bandera de San Lorenzo)
Te digo Cilencio,antes de irme, que se puede organizar la mente de tal manera que los malos pensamientos, los onerosos, incómodos y molestos, no irrumpan continuamente en tu consciente ... y con el desuso: ¡desaparezcan! La mente es una máquina poderosa y solamente usamos (no todos, lamentablemente) un 10% de su capacidad. Dependiendo también de la capacidad de cada cerebro... Un abrazo, amigo! Gracias por tus inteligentes escritos....

2:23 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Mabel, lo más mejor es tu cariño.
un beso en Cilencio azulgrana.

5:18 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II