martes, junio 02, 2009

CANTO AL HOMBRE DESNUDO


ESTOS DOS NO ERAN LOS PROTAGONISTAS DE MI NOTA, PERO COMO NO TENGO FOTOS DE ELLOS, PUSE UNA PRESTADA DE MIGUEL ÁNGEL

CANTO AL HOMBRE DESNUDO
Había una vez, un señor muy inteligente… tanto, que no buscaba con desesperación la felicidad, aunque tampoco era infeliz. No iba al psicólogo, porque no tenía complejos de inferioridad, ni de superioridad, no se hacía problemas si alguna hembra no lo amaba, ni menos le escribía boleros o tangos llorones por el amor perdido… Es más, le gustaban todas, no las dividía en lindas o feas…. No miraba televisión, y menos avisos, no era consumista, le importaba un coño la moda, ninguna moda, no fumaba, ni tomaba bebidas alcohólicas, no comía comida chatarra, no se la pasaba horas y horas con la computadora… no usaba reloj ni teléfono celular. No tenía coche ni le importaba tenerlo, no era adepto al turismo, y menos al de aventura, porque amaba al lugar donde vivía, y conocía cada rinconcito, como a la palma de su mano. No le rendía culto a ningún sacerdote, ni le besaba la mano a ningún Sumo Sacerdote, ni le rogaba tampoco a ningún Dios, ni creía en ninguna religión. No se preocupaba por adivinar el futuro mediante el horóscopo… No se obsesionaba por el paso del tiempo, ni por envejecer, ni siquiera festejaba sus cumpleaños, y mucho menos lo deprimían… No era nostálgico del pasado, vivía cada instante como si fuera él único, y no pensando que era el final… se limitaba a vivirlo y a gozarlo, o a temerle, cuando en ese segundo, corría algún peligro. Por eso mismo, no pensaba en el futuro, y menos en el posiblemente lejano… Era amigo de sus amigos, y enemigo de sus enemigos. Como dije era, a su modo, feliz, pero no sabía que era feliz, porque no pensaba en la felicidad. Y pese a que no buscaba el éxito, porque no era elitista, tuvo mucho éxito… Este gran logro consistió en tener hijos, y que los hijos se parecieran bastante a él, y que esa cadena siguiera teniendo eslabones, hasta formar una tribu, que luego se reprodujeron en muchas otras tribus… No sé su nombre, ni siquiera apostaría a que tuvo algún nombre…
Era el primer homo sapiens sapiens de la historia… porque hubo uno que fue el primero, uno que superó el precipicio infinito, dramático, que había entre tener de genes e inteligencia de chimpancé, es muy probable que fuera descendiente del bonobo, y genes e intelecto de homínido… Este ser humano, tenía una compañera muy similar a él, y juntos, fueron nuestros primeros tatarabuelos. Ahora fíjese una cosa… ¿Que cosa…? Maravillosa… ¿De que color…? Bueno, era marrón muy oscuro, lo que ahora se dice raza negra, en contraposición a las mal llamadas raza blanca, amarilla, o roja, que no tienen esos colores, son todas variantes del marrón, con matices, muy claro en los caucásicos, y más oscuro en las otras…Y no eran Adán y Eva… eran ellos… los primeros… Y aquí viene lo interesante… Relea toda la descripción que hice al principio de mi relato, de cómo era este señor, y que no hacía y que no le preocupaba… Si analiza un poquitín, era mil veces más inteligente que usted y yo… aunque él no lo sabía, ni le preocupaba que eso fuera así. Nosotros sí tenemos toda esa lista en contra… Pasaron más de 80.000 años, algunos estudios marcan 200.000, pero da lo mismo. Retrocedimos de modo exponencial. Aquel, pese a los dibujos gilipollas que muestran al hombre primitivo, vestido con ropas que tapaban sus genitales, y a las hembras también las tetas, iba desnudo, porque vivía en África, y allí hace mucho calor. Aun, el señor, no se cubría con un taparrabo los genitales, para protegerlos… la hembra tampoco, era feliz con sus tetas tan mágicas, que hacían vivir a sus hijos, desde el primer instante. Y también aceptaba sin pudor, sin vergüenza, a su vulva mágica, milagrosa, asombrosa, que daba placer y regalaba luego la maravilla de un bebé, además de sus nalgas generosas, incluso para el amor… o para el sexo, si quiere ser más preciso… Juro que ninguna se preocupó por tener las tetas caídas, ni pensó siquiera en hacerse implantar siliconas, para alardear de tenerlas grandes, y suponerse así más seductora, y por eso ser más amada por los machos de su tribu. Es más, ninguno de los machos de su tribu, se enamoró de ella, porque las tenía muy grandes o no gustó de ella, porque las tuviera pequeñas… Tampoco se enamoró nadie de ella. Tan solo la conocían y la querían y la deseaban y ella deseaba a ellos… Era tan simple la vida. Y no es que fuera fácil… estaba llena de problemas, como leopardos, cocodrilos, leones, hienas, espinas, víboras venenosas, mosquitos, virus, sequías, inundaciones… y no había farmacias, ni antibióticos, ni médicos, ni escuelas y menos libros para aprender, había que aprender todo de acierto-error. Y era infinitamente más fácil equivocarse que acertar.
Y para mí, es muy discutible, sí, lo más importante… ese señor y su compañera, nuestros tatarabuelos básicos, iban desnudos, no tenían pudor de su maravilloso cuerpo, tan fuerte y perfecto, que nos legaron sus genes, y los usamos y todavía seguimos siendo maravillosos. De cuando en cuando sale un Maradona, un Mozart, Magic Jhonson, una María Callas, que pueden hacer maravillas con esos genes que heredaron de ese señor, el primero… y de su mujer, claro. Nunca él fue preso por mostrarle los genitales a una dama, porque eso de verlos era tan natural, que a nadie podía llamarle la atención. Y ninguna de las mujeres de su tribu, jamás trabajó haciendo de desnudista en una barra de un club para hombres, y menos de prostituta, porque eso ni les cabía en sus pensamientos. Su mujer jamás fue considerada una perdida, por mostrarse desnuda, delante de otros hombres… Eran felices y no lo sabían… Y no pecaban, porque nadie aún había creado el pecado… Eran puros como Juliana, (3 años) mi nieta menor… Cuanto terrenos perdimos… Pero ahora que lo pienso, no sé, a lo mejor en ese sentido, ganamos… Digo… estoy confundiéndome… ¿Usted que opina? Desnude su pensamiento, y muéstreselo sin tapujos… bah’, si quiere…
Va un beso en Cilencio, y amen y amén, que quiere decir “así sea”

4 Comments:

Blogger Mabel (por un mundo mejor) said...

Cuántas verdades dijiste .... CUANTAS !!!
¡¡¡ "eran felices y no lo sabían" !!!
y nuestro mundo actual que está triste muy triste, enfermo, atemorizado, amargado, destartalado, drogado, borracho, manipulado, amenazado, acobardado, desorientado... embrutecido además de "endengado" y "emporcinado", está como nuestros tatatata....abuelos: la gran mayoría TAMPOCO LO SABE!
¿Te puedo enviar un abrazo muy fuerte?

5:21 p. m.  
Blogger El Hippie Viejo said...

Maestro!

aunque creo en la creación divina
debo reconocer su excelente narrativa, bueh...como siempre!

Le dejo un fuerte abrazo azulgrana
el azul por Boquita

Adal

6:05 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Mabelita querida, podés enviarme abrazos, dinero, cheques, besos, inclusive personalmente.
Va lo mismo para tí, un bran beso en Cilencio.

6:12 p. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Adal querido, gracias por todo, pero te voy a pedir un favor...¿Podemos no hablar de fútbol, hasta que nosotros no ganemos la copa intercontinental? O sea nunca más.
un gran abrazo en Cilencio,

6:14 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II