viernes, mayo 22, 2009

HOY RELIGION HOY

HOY RELIGION HOY

No lea esto, solo hay anécdotas de mi vida,es plomo, si lo lee, no me critique, yo avisé.

Hasta los 7 años, creí ser religioso, aunque ya no creía en los Reyes Magos, y antes supe que a los chicos pobres no les traía nada, y eso me jodió mucho. Además que me enteré que había montones de religiones, y entonces opiné que Dios era malo, por no avisar que había otras, y que eso era pecado y te ibas al infierno. Y que había que rezar, pero por más que pidieras algo, Dios te lo iba a dar si él quería. Dejé de rezar, por supuesto, no me gusta hacer cosas al pedo.
Ahora soy agnóstico, o sea que no sé que carajo es el Universo, ni como puede existir el tiempo, el espacio, que parecen infinitos, ni la materia, que tampoco entiendo de donde carajo apareció, Big Bang aparte, ni para que sirve, ni que sentido tiene la vida, y menos entiendo a la muerte.
Respeto a quienes son religiosos o ateos. No a quienes viven a costillas de los demás, inventando religiones, usufructuando de la ingenuidad de la gente, ante el gran dolor homo sapiens, saber que todos morimos. Cada uno tiene derecho a pensar lo que sus neuronas le dictan, aunque ellas son unas neuroníticas (sic) y se basan en la emoción, área del cerebro mamífero que tenemos. Es una animalada. No sé nada de la vida, ni de su comienzo, ni siquiera estuve presente el día que nací, o al menos no recuerdo nada, ni de su fin, y no pienso estar presente el día que me muera, porque me daría mucha impresión. Tampoco sé para que nací, ni que carajo tengo que hacer, ni su sentido, si es que tiene alguno, en un planta que va a desaparecer dentro de 4.500 millones de años, apenas atino a atropellar a los segundos, creyendo hacer cosas, que mientras las estoy haciendo, ya pasaron. Jamás pude detener un segundo, para disfrutar un momento genial, como cuando hice mi primer gol en un partido en cancha grande, o cuando besé a Betty, mi compañera de tranvía, por primera vez, que me asusté mucho… Había dado un paso muy jodido… Ahora tenía que bancar a toda esa mujer, y quererla para siempre, al menos eso sentí. Pero en general no me divierto nada, ya que no creo que sea demasiado interesante eso de vivir, salvo algunos momentos, como jugar, dormir, follar, dibujar, escribir, comer, leer, ver cine, charlar (con un amigo@). Todos verbos, que ni siquiera supe siempre conjugarlos bien. Amo ir al baño tantas veces, porque ahí me cultivo, leyendo libros inteligentes, que no los suelo comprender. Odio viajar en vehículos, que es tiempo muerto; hacer trámites, que es peor; estar enfermo en cama, que tiene su lado bueno, si no estás muy mal, podés ver TV sin sentirte idiota o culpable. Me gusta mi trabajo, pero no me gusta trabajar. Odio las obligaciones. Me estoy yendo por las rameras, como decía mi tío Juan, amigo de las damas de la noche, aunque también trabajan de tarde.
El tema era la religión... Bueno, voy a resumir, no creo en ellas, son una invención humana, para encontrarle una salida a esa estupidez de morirse, que encima es caro, por lo que cuestan los entierros, con el cajón y los velatorios. Puro negocio. Por eso no pienso morirme, al menos hasta que no sea millonario, para que no me importe el costo. Creería en alguna religión, si hubiera sido la primera, y su Dios o dioses, hubieran sido vistos por todos, y sus milagros claros e indudables. Por ejemplo, borrar una ciudad, sin ayuda de volcanes, como en Pompeya o con una inundación absurda, y un arca ridícula, como la de Noé. Y sino hubiera dolor, violencia, estupidez como la mía... llegué a creer en cada pelotudez, hasta en los Reyes magos, la cigüeña y el alma, que aún no ví ninguna. Por suerte, no creí en ningún dirigente político, y siempre que voté, lo hice para luchar contra el más malo, cosa inútil, porque siempre son todos más malos. Eso sí, creo en los Papas y en todos los libros sagrados. Existen. Los vi. Hablar bien o mal de la religión, queriendo argumentar de modo científico, es como querer argumentar de modo científico que los ángeles tienen o no sexo, y si lo tienen, para que lo usan. Así que me callo, y si quieren, hables ustedes. Se aceptan insultos.
Amen, y amén.
Y mi mejor beso en Cilencio.

4 Comments:

Blogger Mabel (por un mundo mejor) said...

JAJAJAJAJAJA!!!!!!!!!!!!!
HACE CINCO MINUTOS QUE LO LEI Y TODAVIA NO PARO DE REIRME......!!!!
NI VEO LO QUE ESCXRIBO POR LAS LÁGRIMAS...........JAAAAAAAAAAAAAA

10:00 a. m.  
Blogger CILENCIO NO SE CALLA said...

Mabel querida, modera tus elogios, que ya no pago más por ellos.
Un beso en Cilencio.

10:38 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Jajajajaaaaaaaa
Al final...es lo que queda.
=)
Zhetttt

8:17 p. m.  
Blogger bojan said...

un agnostico es un tipo demasiado cobarde para decir que es ateo.... jejejeje muy bueno tu blog felicidades.

6:35 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II