jueves, junio 02, 2011

COMO LOGRAR LA FELICIDAD


            COMO LOGRAR LA FELICIDAD... ESOS OJOS Y ESA BOCA, DE UN BOCETITO MIO, SERÍAN LA FELICIDAD                                                 

     ¿Ser feliz es posible...? ¿Y por cuanto tiempo? ¿Para siempre o por  momentos? ¿Pese a cualquier contratiempo, o sólo sin ellos? ¿Es una utopía o un camino real?
A todas estas preguntas y muchas otras, que usted quiso saber y jamás se atrevió a preguntar, con respecto a la tan deseada y esquiva felicidad, le daré respuesta. Primero es posible. Segundo, para siempre. Tercero, pese a todo. Cuarto es un camino real. Pero, siempre hay un pero, hay una condición imprescindible. Usted debe ser una ameba. Si no cumple esa condición básica, lo lamento, pero es imposible. Y aun cumpliendo esta premisa, deben darse condiciones básicas, como ser humedad, alimento abundante, y no ser devorado usted por ningún depredador de las amebas. O ser aniquilado por las infinitas situaciones en que puede desaparecer estos inteligentes bichitos, como bombas atómicas, pisotones de un elefante,  planes económicos, etc.
     Se me dirá "Este es un planteo pesimista". Lo niego. Es apenas realista. Ahora si a usted le interesa teorizar sobre la felicidad en las personas, le diré mi opinión. Es posible, en algunos aspectos para siempre, y en otros de a ratitos. Si aceptamos las circunstancias de nuestra vida, como algo natural, incluidas enfermedades, dramas, soledades, traiciones, errores nuestros y de los demás y todo lo feo posible en el universo, y buscamos en cada dolor, lo positivo, es posible para siempre. Siempre y cuando usted viva muy poquitito, pero muy, muy poquititin. De lo contrario debe tratar de gozar al máximo  los pequeños y abundantes, los pocas veces grandes bienes posibles en  nuestro destino. Puede ser un gol de su equipo - no exija campeonatos - una taza de café caliente, si es compartida con alguien querido, mejor; ver salir el sol, aceptando con serenidad y gracia la existencia de días nublados, con neblina, lluviosos ventiscas y nevadas; haber tenido una madre y un padre - en esto todos podemos sentirnos satisfechos, pues es un bien universal - y quererlos, aunque no estén a nuestro lado o no hayan sido lo ideal, desde nuestro punto de vista. No olvide como gracias a un momento de la felicidad de ellos, usted puede tener la posibilidad de tener sus momentos propios de dicha. Y hasta de dárselos a su pareja o grupo de placer sexual.
     Si usted adopta un lema de la filosofía de los yogas, "Para tener todo no hay que desear nada", tiene otra  posibilidad de gozar de ventura eterna. Y aquí esto sería posible, aunque usted llegara a la  inmortalidad.
     Se puede opinar sobre si la buena estrella es un camino real o una tonta utopía. Y se puede decir cualquier pavada, se han dicho tantas, no veo  nada malo en agregar algunas más. Aquí viene una más... Ser feliz es una vocación. Como toda vocación, exige disciplina, voluntad y dedicación total. Va un ejemplito. A su equipo le meten una tremenda goleada. Con disciplina, usted no se pone a llorar ni a insultar a cuanto ser pueda tener alguna influencia en esta trágica catástrofe. Luego con voluntad, comience a razonar el lado bueno del 9 a 0. Usted pensará en lo bueno. Ahora quizás echen al DT. Con el nuevo técnico, quizás no le vuelvan a hacer una goleada similar. Luego, los jugadores de su equipo, van a tener más experiencia. Y esto no los hará ser Maradona de la noche a la mañana, pero ya cuando les hagan otros nueve goles, por lo menos, tendrán experiencia. Sabrán que se siente. Otra ventaja... la desilusión de las grandes masas, poco inteligentes por lo general, ante el resultado catastrófico, le harán ir menos a ver al equipo y usted gozará el enorme placer de elegir el lugar de la tribuna a piacere, sin estar aguantando gritos ni apretujones. Y la ventaja suprema... Usted tendrá la casi absoluta seguridad, de saber lo poco posible ya de sufrir algo peor. Y si sucediera, ya está su ánimo templado en la dura fragua de la adversidad. Tendrá de antemano, la convicción de poder soportar con dignidad y entereza eso. Y quizás, hasta goleadas peores.
     No intente discutirme si el fútbol es importante o no en su vida. Es sólo algo para ejemplificar cómo se pueden aceptar los avatares del destino, en provecho propio, para ser abrazado por la frívola e inconstante y felicidad. Y si bien la acusación de frívola le cae de maravillas, porque le regala sus favores a cualquiera, sin pensar si lo merece o no, pero en compensación, no es promiscua, pues a muy pocos los convierte en sus amantes, aunque algunos la acusan de  prostituida, por ir con quiénes tienen mucho dinero.
 Como podrá comprender, esta charla se puso interesante, pues terminamos chusmeando sobre la vida íntima de una casquivana damisela, pretendida por todos, y esposa de  muy pocos,  como Liz Taylor, ¿vio?

Ahora sí, se puede ser feliz si usted se da cuenta de los instantes en que es feliz, puede ser recibir un beso, comer una pizza con cerveza, mirar ver volar las golondrinas o las gaviotas, jugar con su perro, tener una buena relación sexual aunque dure 3 minutos, jugar a cualquier cosa, aunque pierda, por lo importante es jugar, que la vida no es otra cosa que un juego, donde se vive y se pierde, si acepta con inteligencia el segundo final, ese que nos espera al final del juego mágico e irrepetible.
     No sé si para usted, fui lo suficiente claro sobre las posibilidades de ser feliz y el mejor sistema para lograrlo. No se confunda, lo de ser hincha de equipos perdedores por absurdas goleadas, no es imprescindible para alcanzar el poder  mágico de la dicha. Eso fue tan sólo un pequeño ejemplo... Y aquí puedo clarificarle el panorama, un viejo refrán, producto de la sabiduría popular. “Es mejor ser joven, sano, lindo, inteligente y  rico, que viejo, enfermo, feo y  tonto y pobre".
     Un beso en Cilencio.


1 Comments:

Blogger toti spi said...

UNA GRAN FELICIDAD SERIA QUE ESA MODELO TUYA ME DIERA BOLA...

7:14 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Juiceman II